Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Actriz porno, escritora y feminista: por qué todo el mundo habla de Amarna Miller

amarna apbuenadivinity.es

Seguramente ya has oído hablar de Amarna. La actriz y directora porno ha protagonizado el spot del Salón Erótico de Barcelona que se ha hecho viral, una crítica a la hipocresía que algunos tachan precisamente de hipócrita y otros, como Iglesias y Errejón, aplauden y comparten en sus redes. También acaba de estrenar el primer videoclip porno patrio, el 'Ritmo en la Sangre' de Novedades Carminha, que ha acaparado más de un titular. Si aún no conoces a esta licenciada en Bellas Artes de 25 años, empresaria, escritora, estrella porno y feminista, te contamos quién es.

Estrella porno feminista
Miller es una de las actrices porno más conocidas de nuestro país. Lleva desde los diecinueve años dedicándose a la pornografía y se proclama feminista. Según cuenta en su web, cree en el porno ético: "Una de mis reglas básicas es rodar únicamente con productoras, actores y actrices que me gusten realmente, haciendo prácticas que disfruto de verdad", explica. Trabaja con productoras internacionales y es una habitual de los vídeos de la directora porno Erika Lust, también feministaEn redes acumula miles de seguidores (133 mil en Twitter y 103 mil en Instagram).

📸 @assiahalcazar 📸

Una foto publicada por Amarna Miller (@amarnamiller) el

En las últimas semanas su nombre no ha dejado de sonar: primero fue el videoclip porno 'Ritmo en la Sangre' (pionero en su especie), de la banda gallega Novedades Carminha, junto a Sylvan. Ahora se la menciona en todas partes por haber protagonizado 'Patria', el spot del Salón Erótico de Barcelona, una crítica la hipocresía: "Me llamo Amarna Miller, soy actriz porno y vivo en un país hipócrita, donde la misma gente que me llama puta, se pajea con mis vídeos”, dice en el anuncio.
El vídeo, que ha sido compartido y aclamado en redes hasta por Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, se ha convertido en viral (más de dos millones de reproducciones). Pero también ha suscitado muchas críticas al conocerse que el principal patrocinador del Salón es Apricots, la cadena de prostíbulos que se presenta bajo el lema "queremos ser tu marca del puterío". Críticas que, además, se han centrado en la artista y han puesto en entredicho su condición de feminista. La columnista del Huffinton Post, Yolanda Domínguez, ha dicho: "El crítico vídeo del Salón Erótico de Barcelona que es crítico con todo menos con someter a las mujeres".
Barbijaputa también ha opinado desde eldiario.es: "Dices en el vídeo que nuestra sociedad es hipócrita porque hombres se pajean mirando tus vídeos mientras te llaman 'puta', sin mencionar que Apricots vende así en Google a las mujeres que trabajan en su local de prostitución". Y Amarna ha respondido en Twitter: "Ese feminismo que se pasa la sororidad por donde le apetece. Cuando el oprimido oprime al oprimido. En fin".
En el porno, también directora y empresaria
El papel de la madrileña en el porno también está detrás de las cámaras. Es directora y empresaria, produce sus propios vídeos, sobre los que dice: "El morbo y la calidad estética son mis principales objetivos (...) ruedo todas esas escenas que siempre he querido ver y nadie se ha atrevido a grabar".
Un libro publicado y colaboraciones en medios
'Manual de Psiconáutica' es su primer libro, en él mezcla imágenes y textos que hablan de sí misma y de su mundo interior, fue publicado por la editorial Lapsus Calami en 2015. Además, Miller ha colaborado en publicaciones como Playground Magazine, donde ha escrito artículos sobre porno ético y porno artístico, en Vice o en su propio blog.
Amarna y la política
 En junio, la actriz publicaba una imagen con la que mostraba su apoyo a Podemos, que Errejón retuiteó, y esto también le valió unas cuantas críticas de las que se defendió en este artículo: "Lo que importa a la hora de juzgar una imagen es preguntarnos quién tiene el poder sobre ella. Si he sido yo misma, en pleno uso de mis facultades la que he decidido incitar a mis seguidores a votar en las próximas elecciones del día 20 usando mi cuerpo y una foto impactante como reclamo ¿Dónde está el problema?", escribía.