Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto incluye hortalizas de su huerta en el menú nupcial

Uno de los enigmas clave de la boda entre Alberto y Charlene de Mónaco está desvelándose poco a poco, al calor de los fogones del chef Alain Ducasse, que será el encargado del menú nupcial. El cocinero ha ideado ha ideado una carta "sostenible, local y ética que tendrá la esencia del mar Mediterráneo"
Uno de los enigmas clave de la boda entre Alberto y Charlene de Mónaco está desvelándose poco a poco, al calor de los fogones del chef Alain Ducasse, que será el encargado del menú nupcial. Este top de la cocina francesa, con una constelación de estrellas Michelin en su solapa (ganar una sola es todo un reto para cualquier cocinero), ha ideado una carta "sostenible, local y ética que tendrá la esencia del mar Mediterráneo, sus sabores, sus olores y sus colores", según él mismo ha explicado. ¿La sorpresa? La huerta de la residencia de verano de los Grimaldi será la despensa de las hortalizas.
Bajando a tierra y mar la conceptual y sensorial respuesta del chef galo, se sabe (por él mismo también) que el menú será bastante 'light'. A saber: "Pescado fresco, hortalizas de huerto y frutas de postre". Ya les preparó un avance de su 'savoir faire' a los homenajeados hace unos meses en la Embajada monaguesca en París y parece que los novios quedaron encantados. Y él "aliviado", como dijo entonces.
Tal fue la armonía, que unos y otros decidieron lanzarse a por la matrícula de honor del buen anfitrión. ¿Qué mejor que ofrecer de lo de casa? Según avanza la web oficial del enlace, la mayor parte de los productos de la cena de gala para 450 personas que comenzará en la Ópera Garnier unas cuatro horas y media después de darse el sí quiero procederán de la huerta que el príncipe Alberto tiene en su masión de Rocagel, la antigua residencia de verano de los Grimaldi.
Ducasse conoce bien esos terrenos. No sólo por residir en Mónaco gran parte del año, sino por haber sido el encargado de supervisar la plantación de las frutas y hortalizas elegidas para el menú, como las espinacas de las que estará rellena la pasta con ricotta que será servida en la cena. 'Barbagiuan d’été' para los puristas.
Perrier-Jouët ha sido el Champagne elegido para servirse en todas las recepciones y cenas del 1 y 2 de julio. Será en dos de sus más prestigiosas variedades, el Grand Brut y el Belle Epoque Millésimé, en una edición además especial puesto que la prestigiosa marca gala está celebrando este año su bicentenario.
Con 27 restaurantes alrededor del mundo (Nueva York, Hong-Kong, Londres, San Petersburgo, Tokio, Mónaco, varios en París, uno de ellos en la Torre Eiffel), decenas de libros publicados, escuela propia de cocina y convertido en uno de los máximos defensores de la materia prima Mediterránea de calidad, Ducasse se ha planteado el evento como un reto más que como un negocio. De ahí que sus servicios les salgan gratis a la pareja: El cocinero ha decidido hacer de sus honorarios el regalo de boda. Bon appetit!