Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Angelina Jolie y Brad Pitt no se casan (por ahora)

Los Brangelina no ganan para desmentidos. Tras los insistentes rumores de que se habían casado en secreto en el sur de Francia, el alcalde del pueblo ha tenido que comparecer para negarlo.
Los rumores que indicaban que Angelina Jolie y Brad Pitt se habían casado en el sur de Francia parece que se quedan en un bulo veraniego. Después de que varias fuentes diesen por cierto que el enlace era una realidad, el alcalde de Correns, la población donde se decía que ocurriría el feliz enlace, ha tenido que desmentir la noticia.
“No hay planes de que ellos se casen por lo que yo sé y si así fuese, lo sabría”, declara Michael Latz, el edil galo a un periódico local. “Todos los años sale el mismo rumor que resulta ser ruido de la prensa estadounidense para vender más ejemplares”, concluye el alcalde. La posibilidad de que la boda haya sido por algún rito religioso tampoco se contempla ya que según la ley francesa es necesario que primero haya un enlace civil.
Este alcalde, amigo personal de la pareja, ha invitado a los Brangelina en varias oscasiones a pasar unos días en el Castillo de Miraval, a las afueras de Correns. El enclave, pintoresco y romántico, potencia los rumores debido a la capilla que se encuentra en el interior de la fortaleza.

Una boda perjudicial

Según publica una columnista de la revista Forbes, el matrimonio no sería un buen paso de la pareja de cara a la imagen pública. Según el artículo que firma Kiri Blakeley, Angelina y Brad no deberían hacerlo porque según han declarado prometieron no casarse hasta que los matrimonios gays no fuesen una realidad en todo Estados Unidos.
Esta experta añade que el hecho de que fuesen personas casadas haría que el público les viese con menos sex-appeal. Además concluye que las parejas más sólidas de Hollywood no se casan como Susan Sarandon y Tim Robbins, que llevan juntos 23 años; o Goldie Hawn y Kurt Russell, que casi alcanzan las tres décadas de amor incondicional.,