Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Anne Hathaway y Jake Gyllenhall, juntos y desnudos!

Los actores que comparten 'Amor y otras drogas' han posado desnudos y acaramelados para la revista 'Entertaiment Weekly'. “Casi me desintegro la primera vez que nos quitamos la ropa”, ha declarado ella.
Los actores punteros de la nueva generación de estrellas de Hollywood, Jake Gyllenhall y Anne Hathaway, comparten 'Amor y otras drogas' y además posan desnudos y acaramelados. “Casi me desintegro la primera vez que nos quitamos la ropa”, ha declarado sin pudor alguno la protagonista de 'El diablo se viste de Prada'. ¿Es que estamos ante una versión Siglo XXI de la Yoko Ono y John Lennon? ¿Qué ha pasado con la virginal 'Princesa por sorpresa' y la candorosa Andrea Sachs de 'El diablo se viste de Prada'?
Que nadie se asuste que a los dos protagonistas de 'Brokeback Mountain' no les ha dado una extraña y maligna fiebre hippie. 'Amor y otras drogas' es el título de la nueva película que vuelve a reunir a estos dos actores tras la oscarizada cinta de Ann Lee y que llegará a nuestras pantallas el próximo 7 de enero. Para promocionarla, ninguno de ellos ha tenido problema alguno en posar en pelota picada para la portada de “Entertaiment Weekly”. Y es que los dos se han acostumbrado a estar como Dios los trajo al mundo. Según Jake, en un 65 por ciento de las escenas de la película están desnudos.
Esta película supone el desmelene definitivo de Hathaway que se encontraba algo encasillada en papeles de gran corrección política. La actriz ya había intentado desmarcarse de este rol en 'Caos', una película independiente en la que interpretaba  a una adolescente rebelde de clase alta que deseaba probar nuevos estímulos y acababa involucrada en el mundo de las drogas y la corrupción. Sin embargo, la naturaleza indie del filme impidió que esta imagen transgresora calase entre el gran público.
La película retoma el género de la comedia romántica, que parecía en desuso de un tiempo a esta parte y parece que cobra de nuevo fuerza. Eso sí, en este caso tiene tintes dramáticos y marca un salto evolutivo frente al lenguaje algo ñoño del género. De hecho, el contenido sexual de la obra le ha valido la calificación de “Mayores de 18 años” en los cines norteamericanos.
La trama se centra en la década de los 90, cuando la famosa Viagra irrumpe con fuerza, no sólo en el mercado farmacéutico sino también en la vida sexual de miles de personas de todo el mundo. Gyllengaal, que da vida a Jamie Reidy es un visitador médico que promociona el nuevo y revolucionario fármaco del amor y es un seductor nato que casi por casualidad conoce a Maggie Murdock (Anne Hathaway). A pesar de su aspecto dulce y virginal, Maggie es otra fiera sexual que no deja que nadie ni nada le ate a compromiso alguno.  Sin embargo, el sexo desenfrenado entre ambos hará que de repente surja el amor.
Ver más de: