Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Ashton, haz una serie con mi Twitter!

Si uno de tus seguidores es Ashton Kutcher y le gusta tu Twitter, puede que llegues a un trato ni más ni menos que con la CBS para convertir tu cuenta en una serie de televisión. No, no estamos exagerando. Nada de eso. Al autor de 'Shh... Don't Tell Steve' ya le ha pasado y tú puedes ser el siguiente.
Puede que sea una muestra de la falta de ideas de Hollywood, o puede que internet no sea tan aburrido como les parece a muchos. El caso es que la industria audiovisual ha encontrado un nuevo filón en las redes sociales. Y la gente con buenas ideas, también.
Uno, por ejemplo, puede mantener en Twitter una cuenta graciosa aunque relativamente poco conocida sobre las locuras de un compañero de piso y que "sólo" sea seguida por 13.000 personas (un número discreto para esa red). Pero si uno de tus seguidores es Ashton Kutcher y le gusta, puede que llegues a un trato ni más ni menos que con la CBS para convertir tu cuenta en una serie de televisión.
Es lo que ha pasado con "Shh... Don't Tell Steve", una cuenta supuestamente mantenida por el compañero de piso de un tal Steve, que resulta ser bastante inmaduro, vago y aficionado a la bebida. La idea ha hecho gracia en la gran cadena norteamericana y será traslada a la pequeña pantalla. El rey de Twitter, Ashton Kutcher, será uno de sus productores ejecutivos, junto Jason Goldberg y Karey Burke. No es la primera vez ni que Ashton produce una serie (también son suyas 'Room 401' y 'Beauty and the Geek') ni que Twitter sirve de inspiración para un programa de televisión.
De hecho, la CBS acaba de emitir con buenos resultados de público aunque discreta crítica el primer episodio de la primera teleserie inspirada en esta red social, "$#*! My Dad Says" (algo así como "mierda, mi padre ha dicho que"), inspirada en una hilarante cuenta de Twitter que posee más de 1,7 millones de seguidores. Parece que la CBS intenta repetir el éxito exprimiendo una idea similar. Aunque parezca extraño que un formato salte de internet a la televisión, en el fondo las dos series repiten un esquema clásico de las sit-coms estadounidenses. Un padre y un hijo que viven juntos, uno es normal y el otro no. O: dos jóvenes viven juntos, uno es normal y el otro no.
Además de buscar nuevas historias, la industria intenta saber si todo ese público que usa las redes sociales puede de alguna manera convertirse en audiencia. El anuncio coincide con el estreno el 1 de Octubre de The Social Network, la polémica película dirigida por David Fincher y protagonizada por Jesse Eisemberg y Justin Timberlake, está inspirada en Mark Zuckerberg y en cómo fundó Facebook en los dormitorios de Harvard, consiguiendo ser el milmillonario más joven de la historia.
En España, de momento, ya se han visto algunos casos de videobloggers aficionados que han acabado en las pantallas tras ser "descubiertos". De ahí salieron 'Qué vida más triste' o Malviviendo. Pero los productores también se han atrevido con formatos que a primera vista no son tan televisivos. Por ejemplo, al autor del blog deportivo La Libreta de VanGaal le propusieron colaborar y asesorar Futbolistas F.C, inspirado en cierta forma en su página. Y el autor de Mi Mesa Cojea -guionista de profesión- ha desarrollado la serie Citizen K, que se está emitiendo estos días en La 2.
Yo de momento, sólo puedo decirle a Ashton que si busca nuevas ideas mi Twitter está ahí para lo que quiera. Aunque si me pregunta por mi opinión, yo trasladaría a la tele este blog. Lo está pidiendo a gritos.