Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ben Affleck y Matt Damon: dos amigos que envejecen a dos velocidades

¿Os acordáis de lo jóvenes que aparecían en 'El Indomable Will Hunting'? Han pasado más de diez años y mientras Matt Damon ha ido envejeciendo como cualquier mortal, Ben Affleck sigue igual que entonces. ¿Un pacto con el diablo?
Desde que Matt Damon y Ben Affleck protagonizaron (y escribieron) 'El Indomable Will Hunting' han pasado 13 años. Doce desde que subieron al escenario del Teatro Kodak para recoger su oscar al mejor guión original por esa película. Entonces tenían 27 y 25 años respectivamente y a pesar de eso, podríamos decir que Damon parecía hasta más joven que Affleck. Hoy las cosas han cambiado. Primero porque Damon ha entrado ya en la cuarentena y Affleck tiene 38. Ya no son unos niños. También porque ambos han sentado la cabeza y son padres. Pero sobre todo porque mientras el cuerpo de uno (Matt Damon) se desarrolla como el del común de los mortales, el otro (Ben Affleck) parece haber hecho un pacto con el diablo y se conserva casi igual que cuando celebró este Oscar con su amigo del alma.
Y es que si no es por Matt Damon, nadie diría que entre estas dos imágenes hay más de una década de diferencia. El actor, casado con la ex camarera de origen argentino Luciana Barroso,  ha cumplido años como lo haríamos todos: unas canitas por la sien, unos kilillos de más y unas gafas para ver mejor. Así apareció en el show de David Letterman este jueves.
 [silvi 28102]
Lo de Ben Affleck es un caso aparte y no hay más que ver esta foto para saber que lo suyo es un don natural. Claro que el marido de Jennifer Garner y padre de dos niñas también se cuida  y en lugar de ir al gimnasio -antes lo hacía- ha preferido instalarse uno y también una sala de baile para no tener que moverse. Mientras Matt Damon puede decir en su defensa que él ha abandonado esta sana costumbre para estar con sus tres hijos. Y siendo así... ¿no justificas tú también esa barriga incipiente que se le ve cuando surfea con su amigo Ben?