Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un actor del 'Betty la Fea' americano decapita a su madre

La crónica negra y la rosa se han dado la mano. Uno de los actores de la versión americana de "Yo soy Bea" ha cometido un parricidio "en nombre de Jesús". El hombre ya está en tratamiento.
La crónica negra y la rosa se han dado la mano en los States de la mano de uno de los actores eventuales de la serie “Ugly Betty”. Resulta que Michael L. Brea, que había trabajado con papeles de figuración especial en la versión americana de “Yo soy Bea”, ha vuelto a la actualidad de la forma más macabra posible: ha decapitado a su madre con una espada samurai. El actor, un eterno secundario que no ha alcanzado atención mediática hasta este siniestro suceso, también había salido en la película Step Up 3D, una película de baile de la factoría Disney.
Según relata la prensa estadounidense, la policía se encontró al actor en la escena del crimen lleno de sangre y gritando párrafos de la Biblia. Brea contó a los policías que “había visto al diablo y éste, de alguna manera, estaba dentro de su madre”, relata el New York Daily News.
Los vecinos de la difunta madre, Yannick Brea, informaron a la policía que habían avisado a la policía antes de que el triste asesinato tuviese lugar. Al parecer, el actor, enajenado, gritaba “¡Pecadora!, ¡pecadora!” con una virulencia que había alterado la paz tradicional del barrio. La Policía ha confirmado que el actor aseguraba que su madre “nunca había aceptado a Jesús”.
Según un vecino adolescente, el actor -que se encuentra en tratamiento psiquiátrico- gritaba que era “el mayor arquitecto del universo”, un término usado en el ámbito de la masonería. “Él parecía enajenado”, prosigue el testigo menor de edad según recoge el New York Daily News. Otro vecino acusa a la policía neoyorkina de evitar la tragedia argumentando que “su pobre madre estaba aterrada y los policías se quedaron a varios metros sin hacer nada”.
El tío del actor, que acudió a una cita masónica el lunes, asegura que su sobrino era un chico tranquilo y educado. “Algo ha pasado que le ha hecho hacer esto, el diablo sí que entró en él”, ha declarado.
Este tipo de espadas se venden en internet por algo menos de 300 euros.