Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bieber y Rihanna ¿superestrellas o chonis?

Los detallitos estéticos de eso que entendemos popularmente como 'choni', hace furor entre dos de nuestras celebrities de cabecera: Rihanna y Justin Biebe
El look de los tronistas y concursantes de 'Mujeres, Hombres y Viceversa' o incluso las reminiscencias de lo que entendemos como 'choni' hace furor entre dos de nuestras celebrities de cabecera: Rihanna y Justin Bieber. Con el paso de los tiempos hemos visto como las dos superestrellas norteamericanas iban mutando de “personas normales” a un look mucho más barato, casquivano y hasta hortera.
Las fotografías que Rihanna colgó ayer en Twitter en bañador claman al cielo. Hasta la gogó más sórdida del último bar de carretera de Amsterdam resulta más elegante que ella. Aunque ésta no es más que la meta de una transformación choneril de la de Barbados que de un tiempo a esta parte se ha venido produciendo. Lejos quedan las épocas en las que Rihanna acudía elegante y discreta a eventos, galas y actos sociales.
El mes pasado, de visita en Milán, Rihanna nos nos dejaba una instantánea que sería la envidia de de La Lore de la serie 'Aida'. Y aún recordamos estupefactos aquellas fotografías de Rihanna celebrando el Día de Barbados transformada en la reina de la Gala Drag de un Carnaval Canario.
Sin embargo, eso del 'look tronista' no solo es para las mujeres. Justin Bieber resulta el equivalente masculino de la degeneración de la imagen personal. En poco tiempo hemos visto como Justin mutaba de ser una adolescente adorable a un jovencito necesitado de pasar por la academia de saber estar de Carmen Lomana en 'Las Joyas de la Corona'
No contento con sus apariciones con rosarios que colgados al cuello, pendientes que harían sonrojar a Guti y a Cristiano Ronaldo o incluso hasta actuaciones vestido con un chándal de táctel la última del niño prodigio ha sido hacerse un tatuaje de Jesucristo en la pierna que nos recuerda al que luce con orgullo el cofrade Kiko Rivera Pantoja. La revista US Weekly publica además en su página web que Bieber también se ha teñido el pelo y se lo ha oscurecido un par de tonos.