Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bill Clinton, de resacón en Tailandia

La revista People nos ha ofrecido la noticia: el ex presidente de EEUU se interpreta a sí mismo en la secuela de "Resacón en Las Vegas".
El ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, vuelve a la actualidad y no por su carrera política precisamente. Tras el escándalo sexual de Monica Lewinski o sus polémicas declaraciones sobre la política mexicana, la prensa internacional se ha fijado en él a causa de una resaca monumental, una resaca de cine.
Que nadie se lleve las manos a la cabeza pensando que Bill Clinton ha tomado el relevo de Boris Yeltsin como el ex mandatario más borrachín. Lo que ocurre es que el que fuera Presidente de la primera potencia mundial de 1992 hasta el año 2000 ha hecho un cameo en la secuela de la película 'Resacón en Las Vegas' (The Hangover II).
Según confirma la página web de la revista People, Clinton filmó sus secuencias el pasado sábado en Bangkok, donde se desarrolla la segunda parte del taquillero filme. Como en la primera parte, la película narra en clave de comedia adolescente la historia unos amiguetes que tiran de cubatas hasta que pierden el control y desencadenan las más disparatadas situaciones.
Las mismas fuentes confirman que Clinton se interpreta a sí mismo, así que no es probable que lo veamos como Massiel en la boda de Enrique Ponce o pidiendo a gritos un ibuprofeno para calmar los dolores “del día después”.
Por otra parte, la Biblia de las Agencias de Noticias del mundo del colorín, las celebrities y el gossip, TMZ, ya publica fotos de Bill en Thailandia. Según ésta, la presencia de Bill exigió multiplicar las medidas de seguridad en el rodaje. La web también ofrece imágenes de los actores principales en el set. El protagonista, Zach Galifianakis, luce la cabeza rapada. ¿Exigencias del guión?
Clinton compartirá cartel con un grande de la pantalla: Liam Neeson. El actor, nominado al Óscar por 'La Lista de Schilder' y protagonista de otras obras del séptimo arte como 'La Misión' o 'Love Actually', es el otro cameo confirmado de la cinta después de que la productora vetase a Mel Gibson. 'Resacón en Las Vegas', la película original, había contado en su elenco de colaboradores con Mike Tyson.
Ésta no es la primera aparición de Clinton en una película. Cuando aún era Presidente, el marido de Hillary se interpretó a sí mismo en un telefilme lacrimógino que en España, como no, se emitió en la sobremesa de un fin de semana hace ya varios años. En 'El deseo de una niña' ('A Child's Wish'), Clinton recibía en el despacho oval a una jovencita (Anna Klumsky, protagonista de 'Mi Chica') aquejada de un cáncer terminal cuyo mayor sueño era conocer al Presidente.
Por otra parte, ésta no es la primera vinculación entre política y showbiz. Ronald Reagan hizo el camino inverso: primero fue actor y posteriormente se hizo Presidente de los Estados Unidos. Y qué decir de la grande entre las grandes: Grace Kelly. De musa de Hollywood a Princesa de Mónaco.