Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalina Middleton se viste de gala al estilo 'Gossip Girl'

Para la gala benéfica que este jueves tuvo lugar en Londres, la nueva princesa escogió un televisivo vestido. El diseño lucido por la mujer de Guillermo es de la misma colección que el que se puso una protagonista de 'Gossip Girl' en una importante fiesta. ¿Sabes en quién se inspiró?
Lo demostró la Infanta Elena y ahora lo vuelve a dejar claro Catalina Middleton: ser de la realeza no está reñido con vestir al estilo 'Gossip Girl'. En concreto como lo hace Blair Waldorf. La duquesa de Cambrigde lució este jueves en la gala solidaria organizada por la institución Absolute Return for Kids (ARK) un vestido de Jenny Packham, de la misma colección que el que se puso el alter ego de Leighton Meester para una de las famosas fiestas del Upper East Side.
Tampoco es de extrañar que haya elegido un estilismo de Blair y no haya optado por un look de la rubia Serena, ahora tan de actualidad por su relación con Leornado DiCaprio. Llegado a este punto y antes de que sigas leyendo, tenemos que advertirte: si no has visto la última temporada de Gossip es mejor que saltes al siguiente párrafo. Y es que si hablamos de una elección no casual es porque en esta temporada, Blair se ha prometido con un miembro de la realeza europea: Louis, príncipe de Mónaco.
La Duquesa, de 29 años, lució impresionante con un vestido rosa palo con lentejuelas y tul muy parecido al que Blair se puso para conocer oficialmente a la familia de Louis. El diseño de Catalina era largo (hasta los pies) frente al de Leighton, por debajo de la rodilla. La Duquesa llegó en un Jaguar azul y se reunió con su marido, que en esta gala benéfica dio su primer discurso como casado recibiendo la ovación de la sala. Para completar su estilismo, la mujer del príncipe Guillermo eligió como accesorios unos zapatos LK Bennett (de sólo 175 dólares) y una bolso de mano un poco más oscuro. El anillo de compromiso tampoco faltó en el evento.