Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Celebrities en el calabozo

Las celebrities han cruzado en más de una ocasión la línea de la legalidad para pasar de las fiestas de sociedad al marginal mundo del crimen, la corrupción y el hurto. La última, Christina Aguilera.
Acusados, juzgados y condenados. Christina Aguilera acaba de entrar en un club de los más selecto. Un corto pasillo puede unir las más lujosas mansiones con las más angostas celdas. Las celebrities han cruzado en más de una ocasión la línea de la legalidad para pasar de las fiestas de sociedad más exclusivas al marginal mundo del hampa, el crimen, la corrupción, el tráfico y el hurto. Estos son nuestros procesados VIP favoritos, la creme de la creme del antecedente policial.

Paris Hilton, Lindsay Lohan y Christina Aguilera, "las Diablesas sobre ruedas"

Las niñas malas de Hollywood pueden montar un trío musical. Todas han sido arrestadas por el mismo delito: estar ebrias en un coche. Estas tres Gracias, que nada tienen que ver con las que pintó Rubbens, suman en total 37 días y 82 minutos de condena: Paris pasó 23 jornadas; Lilo, 14 y Christina tan solo hora y veinte. Hasta para las celebrities "hay clases".

Naomi Campbell, 'la Joyera'

La diosa de Ébano es una habitual de la comisaría. Sus antecedentes comenzaron, como en el caso de 'El Vaquilla' y otros quinquis, con broncas y peleas. Su primera condena consistió en hacer labores sociales como pena por haberle lanzado un móvil a una empleada en un arrebato. Sin embargo su historial delicitivo se incrementó cuando su nombre se relacionó con el tráfico internacional de joyas. Ha estado imputada en el caso de los 'Diamantes de sangre' del presidente de Liberia.

Hugh Grant, 'el Lumis'

El protagonista de 'Notting Hill' fue un pionero en este mundillo de calabozos VIP. Grant era el yerno ideal, el gentleman más dandy del cine británico y el novio diez gracias a su romance de cuento con la imagen de Elizabeth Arden, la topmodel Liz Hurley. Pero la cabra tira al monte y el londinense a los callejones oscuros, decadentes y húmedos. En 1994 fue detenido por escándalo público cuando le pillaron en pleno acto con Divine Brown, una prostituta algo chusca y arrabalera.

Winona Ryder, 'la Manguis'

Otra clásica. La dos veces nominada al Oscar fue arrestada por tratar de irse de unos grandes almacenes sin pasar por caja. Como si fuera una concursante de 'Las Joyas de la Corona', el plan ideal para la ex de Johnny Deep era irse al Centro Comercial, quitar la alarma de las prendas de ropa y llevarse por la patilla unos leggins y una camiseta. Sin embargo, la pillaron y la protagonista de Reality Bites fue sentenciada a tres años de Libertad Condicional y 3.700 dolares de multa.

George Michael, “el Servicios”

El ex vocalista de Wham! ha estado procesado por múltiples problemas judiciales. El primero de ellos fue por escándalo público. Y es que la policía de Los Ángeles lo pilló fornicando con un hombre en los baños públicos de un parque. Los servicios de caballeros son un lugar clave en la vida de Georgios Kyriacos Panayiotou, nombre real del artista, ya que volvió a ser detenido después de que lo encotraran inconsciente en un reservado hasta arriba de sustancias.