Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Celebrities envueltas en accidentes mortales y sin pisar la cárcel

El caso de Amy Locane, que ha provocado la muerte de una mujer al conducir ebria, nos trae la pregunta: ¿pagan las celebridades sus temeridades al volante? Dentro, otros seis ejemplos de famosos que acabaron con vidas ajenas.
Tal vez recuerdes a Amy Locane por su papel de Sandy en 'Melrose Place'. Interpretaba a una camarera aspirante a actriz que, al final de la primera temporada, abandonaba el bloque de apartamentos para comenzar una carrera de éxito como intérprete en Nueva York. La vida imitó a la ficción con cierta sorna, porque nadie en el bloque de apartamentos más famoso de la tele volvió a mencionar su personaje para indicar que le había ido bien. Y del mismo modo, pese a unos inicios prometedores en el cine, nada se volvió a saber de ella.
Hasta ahora. Hoy ha sido acusada de homicidio en segundo grado al causar la muerte de una mujer y dejar a un hombre en estado crítico cuando colisionó anoche contra su vehículo. Conducía en estado de ebriedad, según ha informado el diario The Star-Ledger. La actriz confesó haberse bebido unos cuantos vasos de vino antes de montarse en el coche y, para colmo de males, no fue su primer accidente de la noche. Unas horas antes, en Princeton, Nueva Jersey, Locane se vio envuelta en otro choque tras el cual huyó al comprobar que el otro conductor estaba llamando a la policía. En su huida, y hay que admitir que de forma muy cinematográfica, se cargó varios buzones.
Amy Locane abandonó la interpretación hace un tiempo (su último papel fue en 'Secretary', protagonizada por Maggie Gyllenhaal) y regresó a Nueva Jersey, donde conoció al bombero Mark Bovenizer, con el que se casó y tuvo dos hijos. Ahora estaba a punto de preparar su regreso a la interpretación en una obra del Off Broadway.
En 2008 la revista People la entrevistó y recogió algunas declaraciones entrañables sobre su nueva vida.  "He aprendido que no todo en la vida es ser famosa y tener dinero. Los Angeles puede ser un lugar divertido, pero no hay nada como el hogar. Ahora llevo una vida sencilla, pero relajada y divertida. Soy más feliz de lo que he sido jamás".
El destino no pinta nada bien para Amy Locane y cualquiera estará pensando que, si ha acabado con una vida humana debido a una temeridad al volante, va a pagar su error durante muchos años a la sombra.
Pues que lo piense una segunda vez.
En 1963 dos jóvenes llamadas Laura Welch y Judy Dykes se saltaron un stop y colisionaron contra el coche de Michael Douglas, de 17 años de edad, que según algunos informes, salió expulsado del coche y se rompió el cuello. Falleció poco después. No es Michael Doublas el nombre que interesa aquí. No es el mismo Michael que después se convertiría en una estrella de Hollywood ni tiene nada que ver con la saga de actores. Es Laura Welch quien resulta importante.  En 1977  se casó con George W. Bush y se convirtió en la primera dama de Estados Unidos. El caso se archivó, dado que era menor.
En 1987 Matthew Broderick (actor y esposo de Sarah Jessica Parker) y Jennifer Grey (protagonista de 'Dirty Dancing', para los olvidadizos) se montaron en un BMW alquilado rumbo al norte de Irlanda. Un choque frontal contra otro vehículo mató instantáneamente a Margareth Doherty, de 63 años, y Anna Gallagher, su hija de 30. Broderick sufrió heridas de consideración, Grey corrió  mejor suerte y fueron de menor importancia. Ninguno de los dos tiene apenas recuerdos del accidente: Broderick debido al golpe y Grey debido a que estaba en ese instante cambiando la cinta de música.
La ausencia de testigos, marcas y otras pruebas hicieron que Broderick sólo se enfrentase finalmente al cargo de conducción indebida.
Pagó 100 dólares de multa.
El caso de Rebecca Gayheart es especialmente grave. La actriz es conocida por sus papeles en 'Leyenda Urbana', 'Scream 2' la serie 'Vanished (Desaparecida)' y por ser la esposa de Eric Dane, o sea,  el 'doctor Caliente' de 'Anatomía de Grey'. En 2001 atropelló a Jorge Cruz, un niño de nueve años que volvía de la escuela cruzando la carrera en un punto donde no había paso de cebra. Algunos coches se habían detenido para dejar cruzar al muchacho, pero Gayheart, bien por prisas o bien porque no pudo frenar a tiempo, maniobró con su coche girando a la izquierda y atropellando al niño, que al día siguiente falleció en el hospital.
El abogado de los padres del niño afirman que la actriz iba hablando por teléfono móvil, hecho que el abogado de la actriz negó rotundamente. Y apenas seis meses después de este accidente, cuando la actriz estaba esperando sentencia, tuvo otro accidente al chocar con dos coches aparcados, aunque nadie resultó herido esta vez.
Finalmente fue condenada a tres años de libertad condicional, suspensión de un año de su carnet de conducir, una multa de 2.800 dólares y 750 horas se servicios a la comunidad. No pisó la cárcel.
Finalmente está Brandy, famosa por haber sido la protagonista de la exitosa serie adolescente 'Moesha' y por una serie de éxitos musicales a finales de los 90 y comienzos de los 00. En diciembre de 2006 su Range Rover chocó contra el Toyota de una mujer llamada Awatef Aboudihaj, de 38 años, que falleció al día siguiente en el hospital. Pese a que un testigo del accidente (que conducía el coche que iba justo detrás del de Brandy) aseguró que Brandy había asumido su culpabilidad repetidas veces en el lugar del accidente, Brandy no recibió cargo alguno debido a la falta de pruebas.
La lista no termina ahí. La estrella del baloncesto J.R. Smith sufrió un accidente en 2007 en el que murió su acompañante. Se había saltado un stop, superaba el límite de velocidad permitida y ninguno llevaba el cinturón de seguridad. Cumplió 24 días en prisión. Y Keith Moon, batería de The Who, atropelló a su guardaespaldas a la salida de un pub londinense. Nunca se presentaron cargos.
Todas estas celebridades (excepto Keith Moon, que lleva 32 años muerto) siguen conduciendo por la vía pública mientras lees esto.
Ver más de: