Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cher viaja (una vez más) en el tiempo

La abuela del pop cumple el sueño de Julio Verne y viaja en el tiempo en la portada del último número de 'Vanity Fair'. Además ofrece una entrevista donde llama tonta a Sarah Palin y habla de la transexualidad de su hijo.
La mujer eterna vuelve a reaparecer y ya la echábamos de menos. La incombustible Cher vuelve  radiante como nunca a la portada de la edición norteamericana de Vanity Fair. La abuela del pop, de 63 años, cumple el sueño de Julio Verne y viaja en el tiempo, ya que en la revista luce como una cuarentona sexy. Además viene guerrera y ofrece una entrevista de lo más interesante.
Madonna, Britney, Gaga, Perry, Miley y compañía deberían hacer una reverencia ante ella. Cher es  la estrella del pop más grande de todos los tiempos de forma indiscutible: sólo ella tiene un Óscar de Hollywood, atesora números 1 durante cinco décadas y desde hace tres años llena cada noche el Caesar Palace de Las Vegas con sus conciertos. Los años no pasan tampoco por su cabeza y es que sus declaraciones para Vanity Fair demuestran que no se corta un pelo: la transexualidad de su hijo, el paso del tiempo, las drogas y hasta Sarah Palin son algunos de los temas que aborda.
Ésta es la primera entrevista en la que Cher habla abiertamente de la operación de sexo a la que sometió su hijo Chaz, que nació mujer y ahora es un apuesto señor. "Si yo me levantase una mañana con el cuerpo de un hombre me pondría a gritar y acabaría robando un banco porque no me reconocería. Pero ése no es el caso de Chaz. Es una chica... chico... muy listo. Aún me lío con los pronombres de género y no me acostumbro a llamarle como 'él' en lugar de como 'ella'”, asume.
Cher también reconoce lo que todos sabíamos, que no le gusta envejecer. "La que mejor lo lleva es Meryl Streep, la muy puta está mejor que todos nosotros", afirma sin cortarse. Sobre el hecho de envejecer también advierte que "tengo que trabajar y cada vez se me hace más duro". La intérprete de Believe advierte que más allá de sus visitas al quirófano la fórmula mágica está en el ejercicio físico: "Estoy harta de decirle a mi familia que haga deporte".
Entre otros temas Cher tampoco tiene problemas en hablar de drogas o política. La ganadora de un Oscar a la mejor actriz asegura que no toma drogas pero que las ha probado. "No me sientan nada bien, tengo una constitución corporal que no las tolera. Tampoco puedo tomar café y sin embargo me puedo poner morada a Dr. Pepper", manifiesta la superstar. Cher también tiene una opinión forjada sobre Sarah Palin. “Es una mujer muy tonta”, suelta a bocajarro.
El mundo debería tener más celebrities como Cher: talento como actriz, buena voz, trayectoria intachable, imagen propia y una inteligencia que se evidencia en cada entrevista. ¿Quién da más? Nadie, ella es la número 1.
Ver más de: