Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cindy Crawford, increíble a los 45

El tiempo debió detenerse allá por 1994. Cindy sigue igual de espectacular que entonces. No hay más que ver las fotos de su reaparición. La super top se permite el lujo de imitar sus posados. Y todo eso sin pasar por el quirófano (aunque con un poco de botox)
El tiempo debió detenerse allá por 1994 para Cindy Crawford. La supermodelo de los 80 y 90 ha reaparecido en una revista de moda con unas imágenes en las que se permite el lujo de homenajear algunas de sus fotografías más representativas de su época de esplendor. El resultado es simplemente espectacular. Nada parece haber cambiado en el cuerpo de la top durante las últimas dos décadas.
Pero tiene truco: la modelo asegura que para estar así  ha tenido que recurrir  al botox. "La cirugía plástica no me va, pero sí que me he puesto botox para verme bien". Cada vez son más las estrellas que reconocen sin tapujos el uso de ayudas contra el paso del tiempo. Recientemente Kylie Minogue también comentó que se hace pinchazos frecuentes. ¿Para qué ocultarlo? Lo importante es verse joven y bella.
Estas imágenes, que son para quedarnos con la boca abierta, pueden admirarse en la página web de la revista Futureclaw, que en estos tiempos de debate sobre los bienes gratis en Internet cuelga sus contenidos gratuitamente para los internautas. Las fotografías, tomadas por el fotógrafo de moda Andrew McPershon reinventan las que le hiciera el fallecido Herb Ritts para Playboy en 1998 cuando la modelo se convirtió en la primera top en posar para la revista. Puedes echarle un ojo a las imágenes en este enlace.

Semiretirada de la vida pública

En la entrevista, Cindy sostiene que otro de sus secretos de belleza es que está retirada de los excesos de Hollywood y que vive feliz entregada a su esposo a sus dos hijos y a su trabajo. Crawford abandonó su carrera de modelo en el año 2000 y de manera puntual ha posado para algunas revistas de moda. De alguna manera sigue vinculada al mundo que le da la fama como ejecutiva de una marca de cosméticos para la que trabaja.
En lo que respecta a su vida personal, tras su divorcio con Richard Gere, se casó con Rande Gerbnerdesde hace 13 años y tiene un hijo de 12 y una niña de 10. Cindy está muy implicada en la lucha contra la leucemia porque su hermano falleció de esta enfermedad cuando ella era una niña. De hecho es miembro honorífico de una Fundación Internacion que lucha contra ésta-