Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clásicos divinos: Marlon Brando, sus amantes femeninas... y masculinos

Este domingo en Clásicos Divinos nada menos que Desiree. La cinta en la que Marlon Brando interpretó a Napoleón. Pero donde era un auténtico emperador el actor era en la cama. Por ella pasaron las mujeres del momento... y los hombres.
Como dijo su personaje de Napoleón en la película ‘Désirée’: “Yo conozco el futuro, soy un predestinado para forjar la historia”, Marlon Brando se perpetúa en el tiempo no sólo por ser el mejor intérprete que ha dado el cine, sino también por sus interminables romances.
Si decimos que Marlon Brandon vivió un tórrido romance con Norma Jeane, posiblemente no te suene de nada, pero si aclaramos que Norma era el verdadero nombre de la mujer más sexy de todos los tiempos, Marilyn Monroe, seguro que ya lo recuerdas. Brando y Monroe se conocieron cuando ambos eran unos desconocidos en Hollywood, en un bar; él le ofreció a ella 15 dólares por subir a su apartamento y la rubia aceptó sin remilgos.
Los rumores especulaban y él, en sus memorias, corroboraba que su cama estuvo más transitada que el camarote de los hermanos Marx. Divas de Hollywood como Ava Gardner, Ingrid Bergman, Anna Magnani, Grace Kelly, Jackie Kennedy o Rita Hayworth figuran en su lista de amantes. Aunque al Actor de Método también se le resistían corazones, es el caso de la bellísima Brigitte Bardot, disgusto que superó con el mito de la canción francesa Édith Piaf, de quien quedó prendado después de que le cantara ‘La vie en rose’ por teléfono.
Un puñado de affaires que desembocó en tres matrimonios y once hijos, reconocidos, aunque admitió en varias ocasiones que ninguna mujer le supo hacer feliz.
Pero si decimos que Marlon Brando era un mujeriego empedernido, estamos contando una verdad a medias, pues entre sus sábanas también retozaron algunos hombres como Laurence Olivier, James Dean, Tyrone Power, Montgomery Clift, o el compositor Leonard Bernstein. Pero si hay uno que le marcó profundamente, ese fue el cómico Wally Cox de quien dijo: “Si hubiese sido una mujer, me hubiese casado con él y hubiésemos sido felices siempre” …los mitos no hacen historia por casualidad…