Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Clinton no invitan a Obama a la boda de la niña

Chelsea Clinton no verá a Barack ni a Michelle Obama mientras camina hacia el altar. Los Clinton no los han invitado a la boda debido a, según el propio Obama, cuestiones de seguridad y protocolo. ¿Tiene sentido o es una excusa como cualquier otra?
Ya hay algo todavía más raro que el hecho de que Chelsea Clinton haya encontrado marido: Obama no está invitado a su boda. ¿Motivos políticos? Hillary Clinton podría estar todavía furiosa con el hombre que le robó la posibilidad de la presidencia, aunque dudamos que el rencor quepa en ella después de perdonar a su marido el affair con Monica Lewinski. ¿Motivos económicos? Podría ser: el coste de la boda se ha estimado entre tres y cinco  millones de dólares, con lo cual tirando por lo bajo el invitado sale a 6.000 dólares. Con Barack y Michelle fuera, son 12.000 euritos que se ahorran.

Obama, sin embargo, ha dado una explicación que (a él le) suena más convincente. En su visita de ayer al programa 'The View', espacio estrella de la ABC en el que actrices como Whoopi Goldberg y leyendas del periodismo como Barbara Walters comentan la actualidad, explicó: "No fui invitado a la boda porque creo que Hillary y Bill quieren, con mucha razón, que Chelsea y su próximo marido sean los protagonistas".
"Nadie quiere tener a dos presidentes a la vez en una boda. Implica tener a los se servicios secretos, que los invitados tengan que atravesar un detector de metales, que los regalos tengan que desempaquetarse...". En realidad hubo una boda con dos presidentes: la de Jenna Bush. Pero en su caso era fuerza mayor: uno era su padre y otro era su abuelo.
En cualquier caso algunos medios norteamericanos ya han convertido esta anécdota en un asunto político. ¿Son tensas las relaciones entre Obama y los Clinton? ¿No hubiera sido más creíble que le hubiesen invitado y Obama hubiese rechazado gentilente por los motivos que él explicó muy bien en la televisión estadounidense?