Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Dafne le gustan altos, morenos y con barbita

La actriz de 'Tierra de Lobos' posa en plan sexy en el último número de FHM. Además da detalles íntimos. Descubre cómo es su tipo ideal y qué respondería si le proponen posar desnuda.
La actriz y bailarina Dafne Fernández tiene sólo 26 años y las cosas muy claras. Por lo menos en lo que a hombres se refiere. Sabe perfectamente cuál es su tipo ideal. Ha de ser "más alto (que ella -mide 1,78 m-), con las manos muy grandes, moreno y con barbita". Lo ha contado ella misma en una entrevista en la revista FHM donde no aclara si su corazón está ocupado aunque sí ha confesado que vive un gran momento: "Estoy feliz".
[silvi 54325]
Pese a su juventud Dafne Fernández ya ha conquistado a hombres de la talla de Fernando Verdasco o Carlos Bardem, con vivió una relación de dos años. Tras romper con el actor (22 años mayor que ella) se le relacionó con un codiciado constructor de mediana edad llamado Miguel Pemán.
Su vocación era la de ser artista. Desde pequeña ya bailaba. A los 10 años se presentó al cásting de la película 'Malena es un nombre de tango' donde le dieron un papelito. Dafne era la 'Malena' niña en la cinta protagonizada por Ariadna Gil. Antes había entrado en la tele con una pequeña incursión en la serie 'Canguros'. Pero fue tras trabajar bajo las órdenes de Gerardo Herrero cuando se dio cuenta de lo que quería dentro del mundo del artisteo: "Descubrí que quería ser actriz en serio".
Cuenta con diez películas a sus espaldas y otros tantos trabajos televisivos (donde destaca UPA Dance). Actualmente la podemos ver en la serie 'Tierra de Lobos', que regresa a antena con su segunda temporada este miércoles 28 de septiembre.
Dafne luce en FHM un cuerpo de escándalo (no hay más que ver las fotos para comprobarlo) y asegura que es 100% natural. Dice que no se priva de nada. De hecho, no puede pasar sin comer sobrasada. "Cuando me paso un poco, lo compenso con ejercicio. Tengo una genética muy agradecida", explica. A la hora de elegir vestuario prefiere ir cómoda con unos vaqueros y una camiseta, ser coqueta pero sin exagerar.
Orgullosa de su físico asegura que no le importaría posar desnuda. "Pero tendría que ser con un buen fotógrafo, algo con estética...", puntualiza. Por si le faltaba algo con el baile, sus actuaciones y sus posados ha decidido probar y recibir clases de barra, en plan stripper: "¡Me encantaría ir una noche a una barra americana de verdad y actuar para mis amigos!" Estamos deseando ver cómo avanza en sus clases.