Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David Hasselhoff se da un baño de gays

Un club gay. Empieza la noche. La gente bebe. Todos tranquilos. Miradas, risas. Todo bien. Hasta que de repente empieza a sonar la sintonía del Coche Fantástico y aparece David Hasselhoff con tres travestis dándolo todo. Ha ocurrido en Londres.
Tal y como canta Fabio McNamara en 'Gritando Amor': "Un día cualquiera, una noche más, un destino sorpresa, quién lo iba a pensar..." En éstas andaban los clientes de un club gay londinense cuando, de repente, empezó a sonar la melodía del Coche Fantástico y apareció David Hasselhoff dándolo todo en el escenario con tres travestis a las que en Divinity hemos bautizado ya como 'Las Kittettes'. El veterano actor estaba presentando el espectáculo de sus hijas, que se llama 'Bella Vida'. (este clip en el estudio merece la pena, francamente) Por supuesto, David tuvo que firmar autófrafos, el respetable se echó encima de él y, lo dicho, todo un agradable y gratificante baño de gays.