Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Depp confirma que Jack Sparrow ¡es gay!

Ya no hay armarios ni siquiera en el Caribe. Tras la salida de Ricky Martin y Tiziano Ferro se ha apuntado al grupo el pirata más famoso desde el Capitán Garfio.
El año que termina bien podría ser el de las salidas del armario más mediáticas de los últimos tiempos. Tras Ricky Martin y Tiziano Ferro se ha apuntado al grupo el pirata más cinematográfico desde el Capitán Garfio: Jack Sparrow. El actor que da vida al bucanero más admirado del Caribe, Johnny Depp, ha sido el encargado de este outing pirateado.
Depp lo revela en una entrevista que le ha realizado la musa del punk Patti Smith para el 'Vanity Fair' americano del mes de enero: “En Disney no gustaba mi personaje e incluso alguien de allí me preguntó que si mi Sparrow era gay (...)  a lo que contesté que todos mis personajes lo son”. El marido de Vanessa Paradis asegura que tras su afirmación “en Disney se pusieron muy nerviosos”.
¡Cómo no habíamos caído antes! Con esta confirmación por parte de Depp de la tendencia sexual del capitán nos damos cuenta de que los ojos perfilados del pirata, el exceso de bisutería y ese pañuelo anudado sobre un liso de peluquería que ni Eva González con los looks étnicos que lucía en 'Supervivientes' son producto del amaneramiento que el actor da a sus personajes. 
Tomándonos al pie de la letra eso de que “todos mis personajes son gays” caemos en la cuenta del porqué de su Eduardo Manostijeras, Willy Wonka el de 'Charlie y la Fábrica de Chocolate', Don Juan de Marco y el agente Hanson de 'Jóvenes Policías'. Juntando a todos ellos el resultado es una versión indie y actual de los clásicos 'Village People', iconos gays donde los haya.

Más gays en Disney

La cerrazón de los ejecutivos Disney a que el pirata más sexy de los últimos tiempos sea homosexual no tiene perdón. Si el objetivo de la compañía es evitar personajes gays la jugada les ha salido regulera. ¡Si sus películas más míticas están llenas de personajes con clara inclinación homo! La película 'Mulan' centra todo su argumento en el travestismo masculino y qué decir de la relación entre Lumiere y Ding-Dong de 'La Bella y la Bestia'.
El ejemplo más claro es el de Úrsula, la malvada bruja de 'La Sirenita'. Sus maneras y su look excesivo son una clara herencia de las formas del travesti más famoso y polémico del cine: La musa del director de cine trash John Waters, Divine.
Ver más de: