Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Di María llega a Dortmund exhausto y por los pelos tras el nacimiento de su hija

di mariadivinity.es

Mourinho le había dado permiso para ver nacer a su hija, y nada más. El pobre Di María no ha tenido tiempo ni de cambiar el primera pañal de su hija porque hoy mismo, poco más de 24 horas después de ser padre, ha tenido que coger un vuelo y plantarse en Dortmund para jugar las semifinales de la Champions.

Con la mirada perdida, rostro cansado y solo, ha llegado Ángel Di Maria al aeropuerto de Dortmund apenas dos días después de nacer su hija. La bondad de Mourinho, cuyo duro carácter es conocido por todos, se ha debido a que la niña del argentino ha nacido de forma prematura. Una bondad que si bien le ha permitido estar junto a su mujer unas horas, no ha dado tanto de sí como para evitarle jugar contra el Borussia de Dortmund. Lo hará, eso sí, de suplente, dado que en las dos últimas noches apenas ha tenido tiempo para descansar. Esperemos que se encuentre mejor durante el partido y que si le toca salir pueda marcar un gol y regalarle a su hija la dedicatoria que se merece.