Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Días de 'Vino' y rosas

Hoy te desvelamos la historia de amor más emotiva de Penélope Cruz. La Señora de Bardem le cambió la vida a su hoy mejor amigo, su perro Vino. Todo sucedió en una calle y mientras paseaba junto a Salma Hayek. Coco no ha dejado de llorar desde que sabe que no está sola en el mundo.
Coco está feliz. Feliz porque hoy se siente la Penélope Cruz de los perros. Su frustración desde pequeña es que no es una perra de marca como son todos los perros de famosos. Ella misma me dice que yo soy un famoso de segunda porque los famosos de primera tienen perros de raza. “Siempre dices que soy una mestiza”, me argumenta. Pero hoy Coco, la mujer, bueno, la perra más famosa de Divinity, está feliz por la noticia de Bardem y Cruz. "Javier y Penélope se han casado", le digo mientras le pongo un poco de pienso. "Eso no es lo importante", me ladra.
La historia de amor que nos ha conquistado en este blog de pet-celebrities va más allá de la boda de dos grandes actores españoles conocidos en el mundo entero, con Oscar, con Goyas y con todos esos reconocimientos de metal. La verdadera historia de amor es la de Penélope con su mascota. "Estoy emocionada como nunca lo estaré", me ladra gritando por el pasillo.
Penélope Cruz tiene un perro llamado "Vino". Un perro de color negro -el de la foto- que seguramente asistió a la boda secreta de las Bahamas porque a ese enlace sólo fueron los más cercanos y "Vino" es su fiel compañero de vida desde hace años, además de Bardem (sin novio no hay boda), claro. La historia del perro de Penélope es digna de una novela de Charles Dickens o Hans Christian Andersen. ¡Atención amantes de los animales! "Vino" es un chucho que la actriz recogió de las calles de México mientras rodaba 'Bandidas' junto a su mejor amiga Salma Hayek. Durante muchos días la seguía incansablemente.
“Se llama Vino. Lo encontré en México, me seguía por todos lados... y lo traje”, ha manifestado la actriz.
Ahora entendemos su asombrosa humildad y esa ternura que demostró en la escena de 'Todo sobre mi madre' junto a un perro que acompañaba a Fernando Fernán Gómez. En Trendencias dicen de ella: "Penélope se muestra como una persona normal, que sobrevive del resplandor de Hollywood, manteniendo su auténtica personalidad a pesar de las cámaras, los autógrafos o el envidiado beso del perro". Esto último es lo que más nos gusta. A Coco la tiene extasiada. Y le preguntan en otra entrevista a Cruz:
¿Le hablas en español o inglés?
¿A Vino? Le hablo en los dos idiomas. En inglés y español.
Así que ya sabemos que "Vino" es un perro feliz, callejero y bilingüe. Por si fuera poco el perro de la Sra. Bardem ha salido en importantes publicaciones del mundo posando como un modelo junto a la actriz. En VOGUE aparecían estas fotos.
Las fotografías de VOGUE las firma Patrick Demarchelier que para eso tienen ese punto afrancesado que tan bien le queda a los perros y a las chicas morenas. Pero no es la única vez que la nuera de Pilar Bardem posa con animales. Aquí tenemos otra imagen que llena de mariposas el estómago de Coco.
Es normal que Coco y todas las perras mestizas del vecindario anden revolucionadas por esta noticia: Penélope recogió un perro de la calle. Coco pensaba que era la única. Mi perra se ha bebido todo el cuenco y –juro que no le he puesto alcohol- ahora dice que podían hacer la versión de TODO SOBRE MI PERRO, LA PERRA DE TUS OJOS o LOS ABRAZOS PERROS. Sin duda, la vida de Penélope es desde hoy distinta para todos los que tienen perros mestizos.
- Ojalá muchos imitaran el gesto de la actriz- me ladra Coco entre lágrimas.
- Sabía que te iba a emocionar la historia de "Vino".
- … y ¿por qué se llamará así? , me dice.
- No lo sé Coco.
Postdata: Acabamos de saber que Jesulina –la tía de Andreíta Janeiro- tuvo un perro que se llamaba "Versace",  eran los tiempos de opulencia en Ambiciones cuando la muchacha era modelo incipiente. "Versace" murió, el perro también.