Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego y Tadeo cumplen 6 meses y Bosé casi se olvida de anunciarlo

En un ambiente de total hermetismo, los hijos del cantante han cumplido medio año. Sólo sabemos de ellos por sus familiares y por los lacónicos mensajes del Twitter de Miguel.
Diego Bosé y Tadeo Bosé ya tienen seis meses. Lo ha dicho su padre en Twitter, el mismo espacio en el que soltó el meganotición de que habían venido al mundo.
Muy liado anda Bosé con los muchos frentes en los que defiende sus ideas de pacifismo, solidaridad y tolerancia. Las noticias de sus conciertos se alternan siempre con campañas por el respeto a los derechos de los seropostivos, los indígenas o la paz. Tanto que, como él ha mismo ha tuiteado, casi se le olvidaba recordarle al planeta que ha pasado medio año desde que nacieron sus hijos.
Cuando Miguel Bosé comentó en El País que la gira de 'Papito' iba a ser "la última vez" que se desfondaría con el espectáculo porque tenía otros proyectos en mente, de los que no quería hablar, resultaba difícil imaginar que iba a aparecer dos años después con dos gemelos debajo del brazo gestados en un vientre de alquiler. Pero así fue. Aunque, eso sí, no cumplió su promesa pues, un año más tarde, con la gira de Cardio, volvió a darlo todo.
El caso es que los mellizos Diego y Tadeo fueron toda una sorpresa. Y el interés que despertaron fue mayor por cuanto el cantante decidió no revelar absolutamente nada sobre los pequeños. Y si para proteger su intimidad ante las preguntas de los periodistas tenía que descolgarse con un desagradable "cállate, bocazas" a una reportera antes de meterse en un taxi, lo hacía sin inmutarse.
La única información sobre su paternidad la han dado sus familiares. En el Programa de Ana Rosa, por ejemplo, Lucía Bosé dijo que estaba muy contenta de que su hijo fuese "madre y padre a la vez". Lo veía "muy bien, divinamente". Sobre todo porque nunca había visto tan feliz a su hijo.
Lucía también le deslizaba un mensajito al padre primerizo sobre eso de hacerse cargo de unos niños: "Él se cree que es simple, pero es bastante complicado". También reveló cómo era el día a día: "Tiene dos enfermeras, pero él hace de todo, cambia pañales, da biberones ¡se los come!". Además, Tadeo sería "igualito" a su padre, según la abuela. Este extremo lo ha confirmado el propio Bosé en Twitter.
Por otro lado, Bimba Bosé aplaudió en Vanitatis la decisión de su tío. Y se alegró de que existieran fórmulas que permitieran a los hombres tener un bebé en solitario. "Lo fundamental de esta historia es que a Miguel se le cae la baba con sus hijos y se ocupa mucho de ellos", reveló Bimba, que también dejó caer que el cantante contaba con un "ejército de nanis".
El protagonista, como mucho, habla de lo que él siente: "Lo más importante para mí en estos momentos es ser papá", declaró en México. "Cuando te sucede (ser padre) hay un instinto que te mueve a hacer determinadas cosas, y que cuando sale de forma natural, te das cuenta de que lo has estado haciendo y lo has tenido toda la vida.
Y poco más sabemos. La respuesta a la pregunta de siempre es que están "bien". Sin más. Incluso en las redes sociales dice lo mismo. A lo sumo, se estira con un "están tranquilos".
Lo cierto es que Bosé nunca ha ocultado su deseo de ser padre… sin pareja. Siempre ha presumido de llevar con sumo placer la soltería a los cincuenta años, pero en una ocasión, a mediados de los noventa, le pidieron para un posado que escenificara su sueño imposible y eligió aparecer embarazado. Decía que era "un gran misterio envidiable".
Su sueño no se ha hecho realidad strictu sensu, pero no ha estado mal, carajo.