Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elizabeth Hurley: cuernos, paparazzi y tuits

La actriz acaba de anunciar su divorcio después de que un periódico publicase unas fotos suyas enrollándose con uno que no es su marido. Lo mejor es que la ex de Hugh Grant llevaban meses tonteando con el nuevo por Twitter.
Cuernos y más cuernos. Una epidemia de infidelidades azota las relaciones de las celebrities. La última en apuntarse al carro ha sido Elizabeth Hurley. La modelo y actriz británica copaba la última edición del dominical británico 'News of the World' dándose el lote con un hombre que no era su marido. Horas después anunciaba en Twitter que se divorciaba.
Hurley, de 45 años, tuiteó a última hora del domingo: “No ha sido un buen día. Y para que conste, mi marido Arun y yo nos separamos hace unos meses. Nuestra familia más cercana y amigos estaban al corriente de esto”. Sí, sí bonita... lo que pasa es que te han pillado en un marrón de los gordos.
De hecho 'The Sun' informa en la edición de este lunes que la familia de su marido se encuentra “avergonzada y molesta” por el escándalo. “Esto será devastador para él. La familia no tenía ni idea de que la relación estaba terminada”, declara esta fuente.
Con esta infielidad, Elizabeth no sólo dice adiós a tres años de matrimonio, sino una interesantísima fortuna. Su ya ex marido, Arun Nayar, es un poderoso hombre de negocios de origen hindú y dueño de una empresa en Internet, Directions Software Solution.

Infidelidad on-line

El hombre con el que Elizabeth ha sido cazada en pleno filetazo no es tampoco un muerto de hambre. Su amante es una leyenda del cricket, Shane Warne. La modelo estuvo tonteando con el ex deportista a través de Twitter de forma descarada durante los últimos tres meses. Hubo una ocasión, incluso, en la que la modelo sugería a su amante que publicase una foto en ropa interior.
Otro tuit interesante es uno escrito el día posterior a la noche que pasaron juntos en el hotel donde se hicieron las fotos que evidencian la infidelidad. El amante habló de una “cabalgada salvaje” a lo que la infiel esposa respondió: “Oooooooh, me encanta cabalgar salvajemente. Recuerda gritar si quieres ir más deprisa”. En octubre ella lo invitó a su finca en otro mensaje de Twitter.
Entre tonterías y gracietas se han contabilizado cerca de 150 tuits de tonteo entre ambos. ¡Normal que los paparazzi estuvieran al acecho para pillarlos juntos!

La cornuda infiel

Con esta infidelidad pública y notoria la modelo británica da la vuelta a la tortilla después de que ella fuera la cornuda oficial del showbiz durante los años 90. Elizabeth mantenía una relación de cuento con el actor Hugh Grant cuando éste fue detenido cuando una prostituta callejera, Divine Brown, le hacía una felación en su coche.
Elizabeth y Hugh llevaban juntos nueve años cuando ocurrió el incidente y, a pesar de todo, continuaron su noviazgo. Sin embargo la pareja anunció su separación “amistosa” en mayo de 2000 después de 13 años juntos.