Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emma Watson, una vida ante la cámara

La actriz ha pasado su infancia y adolescencia frente a las cámaras. Casi sin creerlo se hizo con el papel de Hermione en la saga Harry Potter. A sus 11 años no tenía ni idea de que aquello la catapultaría a la fama. Ahora, con 21 años, reflexiona sobre cómo cambió su vida desde que se presentó a aquel cásting en 2001.
La actriz Emma Watson nació en Francia en 1990. Por aquel entonces no podría imaginar que el divorcio de sus padres le cambiaría la vida. Con cinco años se trasladó junto a su madre y su hermano pequeño a Inglaterra donde empezó a picarle la curiosidad por la interpretación.
En 2001 decidió presentarse a los castings para la primera película de Harry Potter. La única experiencia con la que contaba era la de haber participado en varias obras teatrales en el colegio. Para su sorpresa ella fue la elegida. Y no para cualquier papel, sino para uno de los protagonistas.
A partir de entonces millones de niños de todo el mundo la reconocerían por Hermione, el personaje que interpreta en la saga. La fama le llegó de la noche al día pero consiguió mantener los pies en la tierra gracias a su familia, como la propia actriz a afirmado en más de una ocasión.
Con la perspectiva que ofrece el paso del tiempo, Emma Waston se sincera en la revista 'mia' donde confiesa que se siente afortunada "a pesar de no haber sabido realmente lo que es tener libertad total".
Tratando de huir de este entró en 2010 en la Universidad de Brown para continuar con sus estudios. Un año después la abandonó. "Siento como si tuviera que entrenar cuatro horas al día, contar las calorías de todo lo que meto en mi boca y ponerme botox a los 22. Obsesionarme con cómo estoy todo el tiempo", dijo para el Daily Mail.
En Vogue manifestó que no había tenido el control de su vida desde que comenzó su carrera. "No he tenido control sobre mi vida, he vivido en una auténtica burbuja. Ahora estoy buscando desesperadamente mi camino. Voy a ser quien soy, a averiguar qué es eso".
En el plano sentimental también le ha afectado ser conocida. La joven estrella asegura que los chicos "probablemente se sienten intimidados por la fama". Su primer amor fue su compañero de reparto en la saga de Harry Potter, Tom Felton. "Él lo sabe. Hemos hablado de ellos y nos reímos del tema. Somos muy buenos amigos ahora", dijo en la revista Seventeen.
Tal vez en ese mundillo los pretendientes no se abrumen tanto con su fama...De todas maneras, ella es tozuda y no desiste. Para 2013 tiene planeado retomar sus estudios.