Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperamos vuestra próxima exclusiva

"Podríamos decir que nos ha pillado de sorpresa, como vosotros dais a entender, pero lo cierto es que lo del embarazo de tu novia Romina 'se veía venir'".
Querido Guti:
Podríamos decir que nos ha pillado de sorpresa, como vosotros dais a entender, pero lo cierto es que lo del embarazo de tu novia Romina 'se veía venir'. Algunos dirán que ha sido todo muy rápido. Otros (porque la gente es muy mala) murmurarán que no tan acelerado, que eso de decir a los tres meses de que supiéramos que os habíais conocido que íbais a casaros era porque llevabais mas tiempo juntos pero por respeto a Arantxa y tus hijos no lo habíais hecho oficial. En cualquier caso, da igual. Yo soy de las que piensan que ese follón que consiste en casarse, que sí, es muy bonito, muy lucido y en algunos casos como el vuestro muy rentable… o lo hace uno cuando está en pleno subidón de enamoramiento o lo hace cuando ve que y las cosas no son como antes y a ver si la boda lo reactiva.
En esto del amor soy muy de no esperar. Matrimonio, convivencia, hijos… todo cuanto más rápido major, que tampoco tenemos edad, bueno, tu no, Romina sí, de andar perdiendo el tiempo.
Estamos deseando que vuestro vástago nazca. Básicamente, porque somos tirando a pérfidos, para ver si es rubio/a natural o no. Los hijos de Arantxa y tu mismo tienen ese tono que ambos habéis conseguido compartiendo peluquero. Lo cual demuestra que la familia que va al estilista capilar unida no permanece unida. Lástima. Ahora, con Romina, a ver qué pasa. Ella es tirando a castaña. Todo es posible, lo mismo empieza a mimetizarse y se pone mechas rubias y os convertís todos en una de esas familias felices donde los ex y los hermanastros rompen el mito de cenicienta y todos veranean en Ibiza super felices, como si fueran suecos. Claro que lo del pelo rubio ayuda en este caso.
De cualquier forma, enhorabuena. Las noticias no pierden importancia por ya sabidas y esperamos vuestra próxima exclusiva a finales de año, con Romina vestida de blanco y descalza, como manda el Hola en los natalicios, y la criatura en sus brazos