Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Espido Freire escribe unos zapatos y Paco Gil los diseña

Pocas veces se dan la mano mundos tan diferentes como el de la moda y la literatura, pero Paco Gil y Espido Freire han decidido celebrar la creatividad común con una curiosa simbiosis. ¿El resultado? Espectacular.
Pocas veces se dan la mano mundos tan diferentes como la moda y la literatura, pero Paco Gil y Espido Freire han decidido celebrar la creatividad con una curiosa simbiosis. Ella ha concentrado su talento en un microcuento sobre unos zapatos que llevaría todo el verano de 2011 y él se ha inspirado en sus palabras para diseñarlos. El resultado son unos peep-toes rojos, soñadores y llenos de vida. ¡Y con un tacón de infarto!
Se conocen, se aprecian y, sobre todo, se admiran. Espido y Gil ya habían colaborado en otras iniciativas, pero nunca antes de este modo tan personal. Su pacto ha hecho realidad un modelo que han llamado 'Mariposa', de altísimo tacón, con pinceladas retro y en rojo sangre, "el color de la fuerza y la valentía", según ellos mismos han definido.

La idea surgió a partir de su encuentro hace un par de años en el proyecto solidario 'Todos por Togo', que Paco Gil auspicia y para el que Espido cedió otro cuento. Hablaron de nuevo, imaginaron este divertido pacto y se pusieron manos a la obra. La inspiración para la escritora llegó un día de primavera, cuando, tras la lluvia, vio cómo las cunetas se llenaban de flores: "Me había quejado tanto del mal tiempo que se me había olvidado que era necesario ese sacrificio para crear vida y belleza", comenta la premio Planeta.
Después se lo pasó a Paco, un referente en el arte de vestir los pies, y el resto es historia. O zapato, mejor dicho. "Mi madre era modista. Creo que lo llevo en la sangre, y pese a que en España parezca una contradicción el que una escritora se interese por la moda, yo siempre he confesado mi predilección por el diseño y por todo lo que conlleva", explica Espido.
Esa devoción se traduce en un armario en el que no faltan marcas nacionales y otros diseños anteriores de Gil. Éste, el nuevo y rojo, también estará en su vestidor en cuanto salga, allá por la primavera del año próximo: "Sabía que Paco iba a superar mis expectativas. Debo decir que me encantan (…) y que me los pondré. Son cómodos, y su belleza está a la vista", añade Espido. Parte de los beneficios se donarán a diversos proyectos médico-humanitarios en Togo.

Ver más de: