Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eva Longoria se borra los tatuajes, Tony Parker sigue con el anillo

La actriz Eva Longoria y el jugador de la NBA Tony Parker no podrían haberse replanteado de manera más opuesta su divorcio. Mientras ella quiere eliminar todo lo que recuerde a Tony, él se deja ver con su anillo de su boda.
Los guiones de 'Mujeres Desesperadas' se quedan cortos al lado del divorcio de su protagonista. Tras saberse que el jugador de baloncesto había sido infiel a Eva con la esposa de un compañero de vestuario que, para colmo, era amiga de la actriz, Longoria está a la busca y captura de un lugar donde le borren los tatuajes que se hizo en honor a Tony. Las cosas continúan al rojo vivo. El culebrón de Eva Longoria parece que tiene cuerda para rato.
Eva y Tony no podrían haberse planteado la ruptura de manera más opuesta. Mientras la esposa engañada quiere eliminar todo lo que recuerde a su matrimonio borrándose los tatuajes que se hizo durante sus siete años de amor, Tony se deja ver en actos públicos con el anillo de su boda.
Eva luce en su cuello la palabra “Nine” (Nueve en inglés) en referencia al número de la camiseta de su ex marido en el terreno de juego. Ésta no es la única marca que luce su piel de forma perpetua con alusiones a su hasta hace poco feliz matrimonio. En su muñeca figura en números romanos la fecha de su boda. “Para ella era una fecha de suerte”, revela un amigo de la pareja a The Sun.
El marido infiel también lleva sobre su piel tatuajes con referencias a la fecha del casamiento. Sin embargo lo que ha despertado la atención de la prensa internacional es que el jugador de baloncesto luce con orgullo su anillo de compromiso en actos públicos. ¿Un intento desesperado de recuperar a su esposa gritando en silencio que está enamorado?

Mal de amores, éxito profesional

No hay mal que por bien no venga. El divorcio del año ha repercutido positivamente en el terreno laboral a sus dos protagonistas. Desde que se anunciara la separación, Tony ha jugado cuatro partidos en los que ha anotado un total de 85 puntos. Y es que lo que no mete en casa lo mete en la cancha. Según la prensa especializada, sus aportaciones han ayudado a convertir a su equipo en el mejor equipo de la NBA después de una racha de 12 victorias consecutivas.
Por parte de la socrática actriz, su serie 'Mujeres Desesparadas' parece haber frenado la caída de audiencia que acusaba. Además su imagen ha salido fortalecida tras el divorcio de cara a la opinión pública, de forma que los productos de los que es imagen han recibido un espaldarzo por parte de los consumidores.