Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Dónde está... Eva Santolaria?

Pues está representando una obra en el Teatro Alcázar de Madrid que se llama El Apagón. Pero desde 'Compañeros' y '7 vidas' ha participado en numerosos proyectos. Repasemos la trayectoria de una actriz que revolucionó los intitutos españoles.
Se llama Eva Santolaria, nació el 2 mayo de 1975 en Barcelona y grabó 87 episodios de ‘Compañeros’ interpretando a un personaje apellidado Bermejo Fuentes. Con estas premisas (y sin foto) apenas atarás cabos sobre quién estamos hablando, pero con tan solo escribir cinco letras, todo quedará resuelto, porque ‘Valle’ era omnipresente en España entre los años 1998 y 2002 y sigue siéndolo ahora, una década después. ¿Qué ha sido de su vida tras el éxito de la novia de Quimi (Antonio Hortelano)?
Hay papeles que tienen la ambivalencia de convertirse en un premio y un castigo, dependiendo del día. Uno de ellos fue el que interpretó Eva Santolaria a lo largo de los cuatro años que duró ‘Compañeros’. Los del Azcona llegaron a cotas de casi siete millones de teleespectadores (España tenía cuarenta), recibieron decenas de premios y eran mirados con lupa cada vez que Valle y Quimi intentaban rozar sus cuerpos adolescentes más de la cuenta. Chico malo y chica lista se enamoran hasta el infinito y más allá. Hot para la época pero un cuento de hadas comparado con ‘Física y Química’, su sucesora natural.
El pelotazo llegó con ‘No te fallaré’ (2001), la peli de la serie que narraba las peripecias del grupo de colegas de Valle varios años después de haber dejado el colegio, y con la cinta también el adiós de la pareja más ‘in’, harta en parte de morir de éxito.
Santolaria se afanó entonces en dejar atrás a Valle sin negarla, ejercicio de funambulista que parecía haber logrado tras hacerse unos monólogos en ‘El club de la comedia’ y acomodarse en ‘Siete Vidas’ con Santi Millán, Amparo Baró y compañía. O lo que es lo mismo, saltando del material para carpetas adolescentes a la telecomedia. Estuvo del 2002-2005 y volvió en 2006 para el especial de los 200 capítulos. De esta época es también alguna portada-pillada en 'topless' con su novio en Formentera. La revista 'Man' acordó con ella sin embargo sesiones más elegantes:
Cuando ‘la Lore’ volvió a sentirse encasillada, regresó al cine con ‘Días de fútbol’ (2003), la historia de un grupo de colegas a los que las cosas no pueden irles peor y deciden montar de nuevo su equipillo de fútbol para volver a ganar algo en la vida, aunque no sea más que un torneo.
‘En buena compañía’ fue el nombre de la serie con la que enlazó, que estuvo rulando por varias autonómicas tras varios tortazos contra la audiencia. En ella interpretaba a una publicista de éxito, treintañera, con un hijo de apenas un año y casada con Toni Cantó, periodista en un programa de televisión de cotilleos. Muchas bromas para toda la familia más un puntito guerra de sexos que lo mismo no está mal para un rato, pero no parecía ser el lugar desde el que brillar de nuevo.
Eva siguió pegadita a la televisión y en el 2009 participó en seis episodios de la primera temporada de "Los misterios de Laura" haciendo el papel de Maite Villanueva y acompañando a la detective María Pujalte, alter ego femenino de Sherlok Holmes, en su peculiar caza de malvados.
Otra gran apuesta de la actriz fue, sin embargo, una peli titulada Héroes (2010), dirigida por Pau Freixas, y con la nostalgia en todo lo alto. Se trata de un remember del último verano de su infancia de un publicista de éxito. Una historia cargada de emoción y buen rollo, en la que no falta un repaso a sus mejores amigos de entonces y, cómo no, su primer amor.
Y de la gran pantalla, al telón. Eva forma parte del elenco de 'El apagón'. Una obra de teatro que se está representando este mes de marzo. No es un espectáculo cualquiera. En algunos pasajes, se va la luz y los actores no ven nada. La interpretación se convierte en un reto para ellos y un deleite para el espectador. Se está representando en el Teatro Alcázar de Madrid y en ella Eva luce este estilismo vintage rosita tan pintón.