Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Famosos a los que sí les gusta el chocolate

La frase de un anuncio de chocolates 'Apártate Naomi, hay una nueva diva en la ciudad' ha sacado de quicio a la modelo y ha hecho que la retiren. Otros famosos son 'más dulces'.
Naomi Campbell no quiere ser chocolate. La modelo ha ganado una batalla en la que obliga a la marca Cadbury’s a retirar un anuncio en el que se la compara con una de sus barritas estrella, al lema de: 'Apártate Naomi, hay una nueva diva en la ciudad'. Su argumento es que es racista. El de la marca, que aluden a su carácter, no al color de su piel. Recordamos otras campañas de famosos más dulces.
Tanto Naomi como su madre Valerie despertaron horrorizadas una mañana de mayo al ver el anuncio que exhortaba a la diosa de ébano a dejar paso a una chocolatina. Según publica el periódico 'The Daily Telegraph', ambas se confesaron "muy disgustadas" con la comparación y añadieron que el motivo era el soterrado racismo de la campaña, no el hecho de dejar espacio a alguien, sea quien fuere, como sospechan sus detractores y la secretaria que la denunció por tirarle a dar con un móvil.
De nada sirvió que la autoridad que regula la legalidad publicitaria en Inglaterra echase una mano a la marca matizando que la campaña aludía al conocido carácter 'complicado' de la modelo y no al color de su piel: chocolates Cadbury’s ha decidido no jugársela ante los tribunales y retirarse a tiempo de la contienda, pidiendo disculpas en su web.

Menos tormentosa es sin duda la relación de la marca Ferrero Rocher con la ex mujer de Julio Iglesias y Carlos Falcó, actual esposa del ex ministro de Economía, Miguel Boyer, madre de hijos hechos icono y elegante símbolo del buen gusto. Isabel Preysler maravilló durante varios otoños e inviernos las sobremesas de los hogares españoles con la montaña perfecta de bombones sobre la bandeja de plata de su mayordomo. Nunca se la vio probar bocado.
Paloma Cuevas, mujer de torero y andaluza racial, tomaba el relevo de Isabel y lanzaba a las cuatro brisas aquello de '¿Qué haría sin el oro de mi tierra? El oro de mis recuerdos, de mis atardeceres'. Tan enigmática pregunta era respondida, se supone, a base de planos de amigos deslumbrados por el sol del atardecer. Todo coronado con la ya mítica montaña de bolitas y el mayordomo.
El oro se volvía helado en el caso de Eva Longoria. La latina más 'desesperada' de las mujeres de Hollywood mordía sugerentemente su Magnum durante varios segundos. Sin embargo, el mérito del aumento de ventas del helado no es del todo suyo: Mención especial merece el ingeniero de sonido que inventó el crujido del chocolate helado al romperse.
Más música puso David Bisbal al anuncio de Nocilla con su versión de ‘If you wanna be happy’ y el famoso e intergeneracional lema de la marca ('Leche, cacao, avellanas y azúcar'), que le valió algún que otro disgusto posterior por las cazadas que los internautas hicieron de algunos 'defectillos' de dicción.
Valentino Rossi, uno de los mejores (y más simpáticos) pilotos de la historia del motociclismo, hizo lo propio con la rival directa de la crema de chocolate de Bisbal, la marca italiana Nutella. En el nuevo anuncio se le podía ver en el circuito, cogiendo fuerzas con una rebanada de pan antes de salir a pista.