Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién de los 'Gossip Boys' te hace perder los papeles?

Tres tipologías de hombres que retratan, a la vez, a sus conquistas ¡Vota!
Si ya estás enganchado/a a la serie, lo sabes; si no, no entendemos a qué esperas para vivir en tu propia epidermis la seducción que los chicos de 'Gossip Girl' acaban ejerciendo sobre el espectador. Déjate embriagar por las dualidades y contradicciones de Chuck, Dan y Nate. Cada uno tiene un rasgo que le hace especial y los tres se complementan a la perfección en un mundo empeñado en parecer glamouroso, pero falto de felicidad. Nada es lo que parece en el Upper East Side neoyorquino, así que dinos quién de ellos te hace perder los papeles. Quién sabe, quizás en realidad estés retratándote. Te recomendamos votar primero y luego leer el beredicto, así no podrás disimular...
[poll id="191"]

1. Ed Westwick (Chuck Bass)

Te pone el lado oscuro del ser humano; preferiblemente si linda con lo glamouroso. Habitas en las contradicciones como en tu propio hogar y das por hecho que cada uno lleva una máscara, normalmente lo opuesto de lo que realmente somos. ¿Tu perdición? Que te den una de cal y otra de arena.

2. Penn Badgley (Dan Humphrey)

Aceptas amar al hombre en sus debilidades. No buscas un supermán, sino un compañero. Alguien comprensivo, leal y que te acaricie el pelo con infinita pasión. Que lea en el salón contigo. Si además tiene la interesante dualidad de pisar tierra firme y volar alto, por ejemplo tocando la guitarra en un grupo, estás a sus pies.

3. Chace Crawford (Nate Archibald)

Aseguras que la testosterona sin compromiso te pierde, pero en realidad ansías un candidato gética y socialmente perfecto para la reproducción. Convencionalmente guapo, objetivamente incuestionable ante tus padres. Otra cosa es que tanta perfección acabe desbordada por la realidad y cualquiera de los dos sucumba ante el misterio de un irracional amor secreto.