Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guillermo y Catalina siguen los pasos de Felipe y Letizia Ortiz

Los duques de Cambrigde han posado para la edición estadounidense de Vanity Fair en un reportaje que revela algunos secretos de la pareja y la familia real británica.
Nuestros Príncipes de Asturias sientan precedentes en las monarquías europeas. Tras protagonizar un polémico reportaje para la edición española de 'Vanity Fair' en marzo de 2010, ahora son los recién estrenados duques de Cambridge los que protagonizan un exclusivo no-posado-pero-sí para la edición internacional de la cabecera.
Guillermo y Catalina copan radiantes la portada de la edición americana de Vanity Fair en una fotografía tomada nada menos que por Mario Testino, el fotógrafo que a su vez inmortalizó a Lady Di cuando ésta, ya divorciada, posó en exclusiva también para el glamouroso magazine. Parece ser que las fotos, inéditas hasta ahora, se tomaron el día de la pedida de mano de la princesa Catalina.
Este reportaje, en el que se cuentan algunas confidencias del recién estrenado matrimonio, guarda similitudes con el protagonizado por nuestros príncipes. La portada de Felipe y Letizia en Vanity Fair también provenía de una sesión de fotos exclusiva tomada en un acto público y con informaciones de primera mano pero sin entrecomillar declaraciones para no comprometer a los príncipes por haber concedido tal reportaje.

Problemas de títulos

Según avanza la revista en su web americana, a pesar de que GuillermoCatalina tienen el título oficial de duque y duquesa respectivamente, Guillermo quiere seguir usando el título de “príncipe”, por lo que Catalina será identificada automáticamente como princesa. Esto, anuncia la revista, ha provocado algún que otro problema familiar y es que la Condesa de Wessex, Sophie Rhys-Jones, casada con el príncipe Eduardo -hijo menor Isabel II- quiso ser conocida como “Princesa Sofía” y la reina de Inglaterra se lo prohibió.
La revista también cuenta que la pareja volvió a ver por la televisión su boda y cómo el padre de Catalina se dió cuenta de que la relación de su hija con Guillermo era “real” cuando vió cómo el príncipe aterrizaba en helicóptero en medio de su jardín. El reportaje también relata detalles de la luna de miel del matrimonio.
Esta edición tan especial de Vanity Fair llegará el próximo viernes, día 3 de junio, a todos los kioskos norteamericanos.