Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guillermo y Enrique de Inglaterra hacen el idiota para animar al equipo inglés

Y esto no es una apreciación, sino una cita literal del Príncipe Guillermo. Tras un empate a cero, los príncipes de Inglaterra sacaron su repertorio de chistes y gracietas junto a David Beckham para animar al equipo.
Y me limito a citar las palabras literales del Príncipe Guillermo, ojo. El viernes pasado, el futuro rey de Inglaterra y su hermano, simpático y tercer candidato en la línea sucesoria, visitaron el vestuario del equipo inglés después del partido de éstos contra Argelia. Tras un empate a cero, tanto el equipo como todos los forofos ingleses estaban decepcionados. Que una selección llena de superestrellas millonarias que ocupan portadas día sí y día también no pueda contra la de un país pequeñito y modesto debe de doler un poco.
Pero ahí estaban Enrique y Guillermo. Tras el partido, según los testigos, el equipo inglés se mostró abatido y molesto en los vestuarios. Pero entonces llegaron los príncipes de Inglaterra. "Cuando los chicos entraron en los vestuarios estaban lógicamente tristes por cómo habían jugado, pero cuando terminamos, estábamos riéndonos y haciendo bromas", explicó el príncipe Guillermo sobre su visita, a la que se unió David Beckham. "Enrique y yo nos compartamos como idiotas. Intentamos que David lo hiciese con nosotros, también, y los tres juntos conseguimos levantar un poco la moral. Eso es todo lo que hicimos, en el fondo".
Si hoy España pierde frente Honduras o empatan, hecho que también podría ser bastante humillante dados los probables sueldos de unos jugadores y de otros, estaría bastante bien que sus altezas reales Don Felipe, Doña Elena y Doña Cristina visitasen también los vestuarios de la Roja para comportarse "como idiotas". En nuestro caso, y haciendo homenaje al folclore español, bastaría con que la Familia Real imitase a Chiquito. No sólo levantaría la moral, tal vez incluso levantase la economía.