Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaime, el hijo de Papuchi, cumple siete años en extrañas circunstancias

La revista 'Hola' se ha hecho eco del séptimo cumpleaños de Jaime, el único hijo del fallecido Papuchi con su esposa Ronna. En la entrevista realizada a su mujer, hay una gran parte dedicada a su memoria. Ella explica cómo le conoció y cómo era su vida con el padre de Julio Iglesias.
El hijo de Papuchi, Jaime, cumple siete años y, siguiendo la tradición familiar, el 'Hola' se hace eco de tan señalado acontecimiento. Los Iglesias siempre han creado tendencias de posado en la revista.
Recordemos que Julio y Miranda fueron de los primeros en posar vestidos de blanco y descalzos en salones enormes decorados con el mismo color y detallar los cuidadosos estilismos que Preysler nos daría para varios días.
Ahora los hermanastros de Julio Iglesias (con los que se llevan 60 años) y su madre, Ronna, nos muestran algo que estoy segura que veremos en el futuro. Se trata de la foto hípica. El modelo de polo blanco, pantalón de montar beige y botas altas queda hiper ideal y el 80% del reportaje lo dedican a mostrarnos el amor de estos niños por los caballos y los animales en general, algo que siempre denota bondad.
En el artículo hay una buena parte dedicada a la memoria de Papuchi. Que si se cuidaba mucho, que si aparentaba menos años, que si cómo se conocieron… Ahí ya empieza a haber cosas raras. En primer lugar, el periodista le pregunta a Ronna que quién pidió en matrimonio a quién. A mi me dicen eso y, desde luego, me siento un poco ofendida. Llámenme antigua, pero de toda la vida de Dios, son los hombres los que se lo ruegan a las mujeres, ese interrogante es como que denota cierta mala idea, no es por nada.
Después le dicen que si ella pensaba que Papuchi era el típico señor mayor que quería ligar con una joven y ella responde rotunda: “no, no, no”. Y continúa diciendo que le pareció un señor normal, era por la mañana, que estaba en una cafetería con una amiga y a ella le dio la impresión de que simplemente era un hombre que quería tomarse una copa con ellas. ¿Una copa por la mañana? ¿Lo de invitar a una copa o a un helado fresa a una mujer desconocida no es ligar? En fin, estos americanos son muy raros.
Otro asunto extraño es que en la presunta fiesta de cumpleaños, que celebraron en la hípica donde suelen ir a montar, no hay ningún niño. Aparecen Jaime y su hermanita Ruth más solos que la una. Haciendo cosas divertidas como dar una zanahoria a un caballo o equilibrios sobre el lomo de otro, pero vamos, que no hay amiguitos.
Pero es que los Iglesias son muy sencillos. Cuando Ronna explica la vida que lleva, comenta que se levanta a las cinco de la mañana porque necesita tiempo para ella y es que los niños se van al cole a las 07.45.
Que nosotros sepamos Ronna no trabaja fuera de casa, así que a partir de las ocho de la mañana tiene todo el día para ella pero sí, queda muy de persona activa y sacrificada eso de madrugar tanto y los Iglesias son muy de comentar lo trabajadores que son. Pero tampoco hace falta exagerar.