Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javier Bardem cumple 42 años hecho una estrella de cabo a rabo

Un Oscar, tres nominaciones, multitud de premios, una mujer de éxito y un hijo. Bardem sopla este martes velas y celebra su cumpleaños convertido en toda una estrella de Hollywood. Repasamos sus últimos logros en suelo americano.
Happy Birthday, dear Javier! Sí, hoy, 1 de marzo, Javier Bardem cumple años. El actor soplará – si es que se las pone a a su tarta– 42 velas en el que apostamos será uno de sus cumpleaños más especiales. Ay, qué lejos queda ese chico de barrio que jugaba en la selección española de rugby y tenía un dudoso gusto vistiendo. Ahora Javier Bardem es toda una estrella internacional que se codea con lo mejorcito de Hollywood.
Desde luego todo le va viento en popa, pero tenemos miedo a que los 42 años vengan acompañados de algún tipo de depresión o que Bardem celebre su cumple con la resaca post-oscar y está apenado por no haberse llevado la estatuilla por su papel en ‘Biutiful’. Por eso queremos queremos regalarle – y recordarle- una lista de motivos personales y profesionales por los que este cumpleaños se merece una fiesta por todo lo alto. Porque Javier ya no es un actor tal cual. Es una una estrella que va triunfando por la vida y, como diría Penélope en uno de los anuncios que protagoniza, tú lo vales. ¿Quién le iba a decir hace 42 años a su madre Pilar que la criatura que estaba teniendo se convertiría en todo un triunfador?
1. SU HIJO. Este será el primer año que Javier Bardem sople las velas con el pequeño "como se llame" en sus brazos. Y es que un hijo, como los yogures, cambia la vida por dentro y por fuera. Y no nos estamos refiriendo a las tres tallas de sujetador que ha aumentado Penélope Cruz después de dar a luz. A Bardem se le ha puesto una cara de padre (y de pan) que no tiene nombre.
2. RECONOCIDO EN HOLLYWOOD. Aunque no se subió al escenario del Kodak Theatre a recoger un Oscar, nuestro Javier se mueve en Hollywood como pez en el agua. Ya no se pasea por la alfombra roja como un invitado ocasional sino que su presencia es obligada e incluso le conceden el honor de entregar un premio. Y no uno, sino dos, y de los importantes. El actor fue el encargado de presentar el Oscar a Mejor Guión Original y Mejor Guión Adaptado, una tarea que otros años desempeñaron pesos pesados como Robert Downey Jr. y Harrison Ford.
3. BESOS SOBRE EL ESCENARIO. Bardem no sólo leyó los nombres de los ganadores sino que tuvo un momento protagonista cuando le plantó un beso en los morros a Josh Brolin, el que fuera su enemigo en 'No es país para viejos'. Y, como todo el mundo sabe, para ser una super estrella hay que protagonizar un beso encima de un escenario. Y, sino, que se lo digan a Madonna o a Miley Cyrus.
4. CHÓFER Y MANSIÓN. Pero esto de ser uno más en el club VIP de Hollywood no va sólo de trabajar. Hay toda una serie de rutinas obligatorias que el aspirante a estrella tiene que cumplir, como vivir en una mansión carísima en una zona exclusiva o viajar en un coche con chófer. Y Javier Bardem reúne los dos requisitos. Penélope, él y el retoño anónimo viven en una casada en Los Ángeles y el actor reconoció hace poco en 'The Tonight Show de Jay Leno' que ni a él ni a su mujer les gusta conducir y por eso tienen quien les conduzca. Por cierto, que pasearse por el programa de Jay Leno es otro must para toda estrella que se precie.
5. BODA SECRETA. Y por si alguien tenía alguna duda de que Pe y Javier habían dejado atrás su pasado castizo para convertirse en una pareja de la jet "hollywoodiense", un ejemplo: los tortolitos se olvidaron de bodas en la catedral, mantillas, peinetas y salves rocieras y decidieron casarse en la playa y en secreto, como hacen los famosos como dios manda.
6. MALO EN 007. El futuro profesional del actor es aún más prometedor que su pasado: entre los proyectos que tiene entre manos para los próximos meses está volver a rodar con los Hermanos Coen y ¡participar en una peli de James Bond! Eso sí, nuestro guapo tiene un perfil un poco duro para ser OO7 así que lo están considerando para hacer de malo en la nueva entrega de la saga.
7. ELEGANCIA RECONOCIDA. Esas mandíbulas anchas, ese pelazo en el pecho, esa antítesis del hombre metrosexual... Sin olvidar sus raíces ibéricas, Javier Bardem ha ido refinando su estilo hasta el punto que la edición inglesa de la revista GQ lo nombró recientemente el hombre más elegante del mundo. A años luz de aquel chaval ochentero con tupé que llevaba pantalones y zapatos sin calcetines.
8. PERSONAJE DE LOS SIMPSON. Y, por último, la prueba irrefutable de que Javier Bardem ha dejado de ser un símbolo patrio para convertirse en una estrella internacional: ha hecho un "cameo" en Los Simpson. O eres una estrella, o no puedes compartir pantalla con Homer y Bart.