Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jessica Bueno: “Estoy pasando por un momento muy difícil; no voy a dar exclusivas”

La ex novia de Kiko Rivera ha revelado cuál es su estado de ánimo y sus planes inmediatos tras la separación. Sigue impresionada y afectada.
Empezarán el año por separado. Kiko Rivera y Jessica Bueno decidieron dar a conocer el final de su romance a través de sus cuentas de Twitter. La primera separación cañí radiada en una red social. Sus conversaciones cruzadas han dado mucho qué hablar… hasta hoy. Jessica Bueno atiende a Divinity.es y nos habla sobre la situación actual que atraviesa: “Estoy pasando por un momento muy difícil”, confiesa.
Firme y tajante, como queriendo borrar de un plumazo las insistentes polémicas que le envuelven, la modelo nos asegura que su ruptura no tiene precio: “No voy a hacer ninguna exclusiva para contar lo que ha ocurrido. Creo que es comprensible que quiera mantener todo esto en la intimidad”, dice a Divinity con una voz quebrada, a punto de morir en llanto; con la misma debilidad que mostró la tarde en la que recibió la llamada enfurecida del que era su novio.
Kiko le pidió explicaciones por insinuar que se sentía aprovechada, y ella rompió a llorar. Los gritos dieron paso a la amarga despedida.
Por eso, Jessica no quiere ocultar su tristeza. Su mirada vidriosa evidencia que su corazón sigue malherido. Apenas puede hablar, por lo que continúa pronunciándose a través de mensajes de texto: “Es completamente incierto que mi relación con Kiko se haya terminado porque yo quisiera ocupar un sitio que no me correspondía. No he querido más protagonismo, eso es una auténtica mentira, es lo único que quiero decir”, revela en exclusiva a Divinity. Las palabras de la maniquí suenan del todo convincentes.
Una persona del círculo familiar más íntimo de Jessica garantiza que, aunque sigue dolida por todo lo ocurrido, está completamente arrepentida de haber desvelado en Twitter sus sentimientos más carnales: “Llora porque quiere volver con él”, nos confiesa este testimonio que incide en el fuerte carácter de la sevillana para entender esta cacareada separación. El amor que siente el uno por el otro es innegable. Sus amigos hacen apuestas sobre el día en el que retomarán su romance: “Ella sigue estando muy enamorada de Kiko y ambas familias queremos que retomen la relación. Todas las parejas discuten”.

Último encontronazo

El último encontronazo, quizás el que les empujó a poner el punto final a su relación, ocurrió hace apenas una semana cuando Jessica reprochó una actitud a su novio. Él no creyó oportuno su sermón y pidió que se dieran un tiempo. La sangre no llegó al río. Fuentes de total solvencia advierten de que, enterada de lo sucedido, Isabel Pantoja charló con su hijo y le pidió que solucionaran el malentendido. La tonadillera había apostado fuerte por esta relación y esperaba, desde luego, otro final menos dramático.