Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Justin Bieber se hace con otro 'cochazo'

A sus recién estrenados 18 años Justin Bieber siente predilección por los coches de lujo. Tiene un Ferrari, un Porsche, un Range Rover y ahora.... ¡Un Smart!
A sus recién estrenados 18 años Justin Bieber siente predilección por los coches de lujo. Estamos acostumbrados a ver a la estrella juvenil paseándose por las calles de Los Ángeles con coches de alta gama, por lo que cuando le hemos visto con un Smart, eso sí en negro mate  y llantas negras para que sea más molón, las preguntas nos han invadido… ¿No tendrá suficiente con su flota de coches?; ¿Se habrá pasado al Smart en un alarde de urbanismo?; ¿Será un cambio de estrategia para mejorar la imagen del cantante?...Quizá la multas y los accidentes le han acompañado demasiado.
El verano pasado tenía un accidente con su Ferrari 430, del que Justin salió, aunque no se libró del rapapolvo de su novia Selena Gómez, que afirmaba en una entrevista: "Gracias a Dios Justin se encuentra a salvo y el accidente no pasó a mayores. Pero debería ser más cuidadoso, ya que le encanta correr en esos coches".
Quiere convertir su garaje en el Salón del Automóvil:
Justin Bieber cuenta con coches como un Range Rover, regalo del cantante y amigo Usher; un Lamborghini Gallardo Spyder, regalo del músico P. Diddy; un Porsche 911 Carrera; un Cadillac CTS-V Coupé negro mate valorado en 100.000 dólares, que el cantante personalizó como si del Batmóvil se tratara, ya que lleva la inscripción ‘Batmobile’ en la parte trasera y el emblema del superhéroe en la parrilla; un Ferrari F430 personalizado con llantas en rojo y negro y carrocería en negro mate. Además de un lujoso Jet privado.
Estos coches no son acordes con su edad, pero sí con su bolsillo, pues se calcula que solo en 2010 ingresó más de 50 millones de dólares.