Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Justin Timberlake se hace el internetero y compra MySpace

El actor suele mezclar realidad y ficción ligándose a compañeras de reparto, pero ahora ha rizado el rizo: después de participar en 'La red social', peli que narra los inicios de Facebook, acaba de comprarse (la web de capa caída) MySpace.
Estamos acostumbrados a que Justin Timberlake mezcle realidad y ficción ligándose a cuanta protagonista de peli o videoclip coincidiese en su día de trabajo, pero el chico de Memphis ha rizado el rizo: después de dar vida al fundador de Napster, Sean Parker, en el filme 'La red social', que aborda los inicios del fenómeno Facebook, el actor acaba de comprar (la trasnochada) MySpace por unos 24 millones de euros.
Como la vida sentimental de Justin, la burbuja internetera sufre sus requiebros. A veces talentosos, otras casuales, pero siempre sorprendentes. Hace cinco años MySpace era el sumun de la modernidad y el canal que redefiniría la cultura pop pero ahora, después del desembarco de Facebook y Spotify en nuestra cotidianidad, está de capa caída. ¿La prueba? Se ha vendido por la quinceava parte del precio que pagó el magnate Rupert Murdoch (News Corp) cuando estaba en todo lo alto. Es decir, 24 de los 437 millones de hace seis años.
Lo inesperado es que Justin haya sido el comprador. O más bien él a través de una de sus empresas (tiene marca de vaqueros, restaurantes, discográfica…), llamada Specific Media, de la que posee un alto porcentaje. Emprendedor o kamikaze, lo cierto es que lo ha hecho cuando visita la web la mitad de usuarios que hace tres años, aunque dice que su idea es "reconstruirla y reactivarla". De momento, tendrá despacho en Beverly Hills y seis personas a su cargo. Nada se ha mencionado del recorte a la mitad del personal total previsto.

Tras los pasos de Asthon

A pesar de los pinitos de Timberlake, que en la promoción de 'La Red Social' admitía sin pudor no haber usado nunca tales inventos, el que realmente está en la pomada es Ashton Kutcher, joven pareja de Demi Moore, sucesor de Charlie Sheen en la serie 'Dos hombres y medio' y reportero de su vida marital a través de su Twitter.
El atractivo actor se pasea por Silicon Valley como por su jardín y parece que, a priori, tiene algo más de intuición, puesto que hace dos años compró Skype cuando era una prometedora start-up para vendérsela por una pasta a Microsoft. Kutcher husmea en los garajes de todo el valle a través del del fondo de inversión 'A Grade', del que también son socios otros millonarios como el magnate Ron Burkle o Oseary Gary, el manager de Madonna.
"Busco empresas que aportan soluciones inteligentes y sin límites", dijo hace poco en Nueva York, durante una feria tecnológica de la que fue ponente. Algunas de ellas son Foursquare (una especie de GPS que encuentra a tus amigos por la ciudad), Flipboard (magazine social para Ipad) o Fab (una web gay de diseño). También la exitosa Airbnb de San Francisco, la nueva sensación de los viajeros que prefieren alquilar una casa con encanto a un hotel en su lugar de destino.