Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kate Fretti, la ‘viuda’ de Simoncelli

Sus lágrimas han dado la vuelta al mundo. Kate lloraba este domingo desconsolada en Malasia. Porque Kate era la novia de Simoncelli. Se conocieron a finales de 2006 y hacía unos meses se habían ido a vivir juntos. El piloto decía que era "el amor de su vida".
Kate Fretti era este domingo el vivo rostro de la desesperación y el dolor. Lloraba desconsolada al ver el terrible accidente que le costó la vida a Marco Simoncelli en el circuito de Malasia. Kate lo estaba viendo allí mismo con el padres del piloto, el que un día se convertiría en su suegro. Kate Fretti era la novia de Marco Simoncelli.
Kate y Marco llevaban juntos desde hacía cinco años. Se conocieron en Riccione, un municipio de la provincia de Rimini, muy cercano a Cattolica, la localidad natal de Simoncelli. Era finales del año 2006, cuando el piloto vivía una de sus peores rachas deportivas, contó él mismo en una entrevista publicada en 2008. Se quedó prendado de ella y comenzaron entonces su relación.
Al principio salían en la distancia. Él se escapaba a verla a su pueblo siempre que podía y aprovechaban los huecos que les quedaban entre un GP y otro para disfrutar de su noviazgo. Desde hacía unos meses compartían su día a día. Kate y Marco se habían ido a vivir juntos a la casa que compraron en Coriano, también en la provincia de Rimini. "Querían formar una familia", contaba el padre de la joven a un medio italiano.
Kate, de 22 años (en diciembre hará 23), nació en Bagnatica, una localidad de la provincia de Bérgamo en la región de Lombardía. Sus rasgos asiáticos se los debe a su madre. Kate es hija de Maurizio Fretti, un guardia de seguridad italiano, y la filipina Girlie Magbitang.
Su noviazgo no era ningún secreto y el piloto de pelo alocado había hablado en más de una ocasión de su relación.  Al Facebook oficial del piloto le debemos las pocas fotos que hay de la pareja. Imágenes de la visita que hicieron este verano al Sequoia National Park de California, fotos de Kate en el circuito de carreras, a los dos subidos en una moto (Simoncelli la llamaba 'mi pasajera') y rodeados de amigos en el parque acuático Aguafan.
Kate era una novia en toda regla. Por eso no fue casualidad que este domingo estuviese en el circuito en el que murió su novio. Kate era una habitual de las carreras. "Desde hacía algún tiempo, mi hija le seguía a todas partes. Más o menos trabajaba en su equipo”, declaraba Maurizio Fretti poco después de conocer el fallecimiento del que hubiese sido su yerno. Kate vivió de cerca la muerte de su novio y medio mundo pudo en directo el dolor de la que Marco llamaba el amor de su vida.