Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Katy Perry se confiesa: "No tuve infancia"

La cantante describe en el último número de Vanity Fair la estricta educación a la que le sometieron sus padres, ministros evangélicos. No le dejaban leer más que La Biblia.
La cantante Katy Perry ha abierto su corazón a la revista 'Vanity Fair'. El icono musical del momento cuenta en el último número de la edición americana de la publicación que debido a la estricta educación a la que la sometieron sus padres, ministros evangélicos, no tuvo la mejor de las infancias. Al menos no de las más divertidas.
“No me dejaban leer otro libro que no fuera la Biblia”, recuerda con angustia Katy Perry. La cantante, que ahora es una bomba sexual y luce especialmente provocativa en las fotos que acompañan el reportaje, confiesa que "durante mis años de niñez tenía miedo todo el rato".
Katy no ha ocultado que su familia cuenta con fuertes y estrictos valores religiosos, pero ha sido en esta ocasión cuando ha hablado del tema con mayor profundidad: "Ahora han evolucionado y nos respetamos, yo no intento cambiarlos y ellos no intentan cambiarme a mi", explica la intérprete de canciones tan explícitas como 'I Kissed a Girl (And I Liked it)'.

Habla la madre

La madre de Katy, Mary Hudson, comenta también en la revista su parte del trato. Cuenta que han evolucionado y que ahora ven con mejores ojos la carrera de su hija y su relación con Russell Brand. Mary también dice a Vanity Fair que una hija convertida en estrella del pop no les ha pillado del todo por sorpresa: ella y el padre de la artista estaban prevenidos sobre la posibilidad de que Katy se rebelase contra sus creencias.
"El Señor nos dijo cuando yo estaba embarazada que ella haría esto", afirma la religiosa matriarca.
En la entrevista, Katy también habla de la convivencia con su marido, con el que también tiene diferencias religiosas. "Yo vengo de una familia muy cerrada pero yo soy muy abierta", comenta. "Russell es hinduísta y yo no creo en eso. Él medita y esas cosas y yo le dejo que sea como quiera, igual que él me deja a mi aire", concluye.