Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lindsay, tranqui, ir a la cárcel es mega cool

Las chicas buenas van al cielo, las chicas Disney a todas partes. Ya no hace falta ser un rockero ni un actor atormentado por la fama. Cualquier niña mona puede ser un enfant terrible. Lindsay Lohan es el último ejemplo.