Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liz Hurley ya es una seductora más en 'Gossip Girl': ¿quién caerá en sus redes?

Liz Hurley ya es una más en el Upper East Side. 'Gossip Girl' ha comenzado a rodar su quinta temporada y ya hay imágenes de la actriz como Diana Payne. Descubre sus primeros modelos y quién es el primero en caer en sus redes.
Buenas noticias para los fans de 'Gossip Girl'. La serie ya ha empezado a rodar su quinta temporada. Así que si todo va bien y se cumplen las fechas previstas, el 26 de septiembre se podrán ver por fin los nuevos episodios de la serie. En ellos ya estará Liz Hurley. La ex de Hugh Grant ya ha echado a rodar y en su primer desembarco en el Upper East Side se ha puesto manos a la obra con la seducción. Para ello ha optado por dos estilismos bien distintos: un vestido rojo bien apretado y con escote promintente y unos vaqueros ajustados con camiseta beige y cuñas en el mismo tono.
Se ve que Diana Payne, su alterego neoyorquino, sabe bien de qué va esto: de lucir espectacular (sin que importe la edad del personaje) y de seducir. Ha sido pisar Manhattan y ya tener a uno de los protagonistas masculinos de la serie en sus redes. O eso es lo que parece a juzgar por las primeras imágenes divulgadas de esta temporada. El seducido no es otro que Nate Archibald (el actor Chace Crawford). El guapo oficial de la pandilla ya demostró hace tiempo que la edad no le importa.
Elizabeth Hurley, de 46 años, está emocionada con este nuevo proyecto profesional y su nueva aventura en Nueva York. El domingo contaba en Twitter que estaba deseando empezar a rodar y el miércoles, nada más terminar, volvía a subir sus impresiones a esta red social. Lo único que fastidió el primer día en el set fueron los paparazzi. Claro que sin ellos no hubiésemos podido ver qué tal le sientan los aires neoyorquinos...