Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macaulay Culkin, la escalofriante imagen de la decadencia

El niño de ‘Solo en Casa’ se ha transformado en un “viejoven”. Con tan solo 31 años, el que fuera el icono del cine familiar de los años 90, aparenta ser un decrépito vagabundo con mucha más edad de la que realmente tiene.
El niño de ‘Solo en Casa’ se ha transformado en un “viejoven”. Con tan solo 31 años el que fuera el icono del cine familiar de los años 90 aparenta ser un decrépito vagabundo con muchos más edad de la que realmente tiene.
En la imagen, difundida por el programa de televisión ‘Entertaiment Tonight’, contemplamos al ex querubín con rostro marchito, barba descuidada, bolsas en los ojos, pelo despeinado y la mirada perdida.  La imagen fue tomada el pasado miércoles en Nueva York.
¿Problemas de salud? ¿Ha retomado viejas adicciones? ¿Simplemente una mala madurez? Las conjeturas sobre qué le pasa a Culkin se cuentan por decenas en la prensa estadounidense. Un representante del actor ha informado que “Macaulay se encuentra perfectamente bien de salud”. Pues habrá que creerle, pero…

Niño prodigio, adolescente politoxicómano

Macaulay Culkin fue durante la primera mitad de los años 90 el niño prodigio de Hollywood. Su papel como Kevin McCalister en la saga de películas navideñas “Solo en Casa” cautivó a la industria y a los espectadores. Culkin no paraba de rodar filmes familiares de éxito en taquilla: “Mi Chica”, “El Buen Hijo” o “Niño Rico”. Además se convirtió en el amigo-fetiche de Michael Jackson y salía en sus videoclips.
Como ocurre continuamente con los niños prodigio de Hollywood, el angelito se convirtió en demonio y mientras se daba a la noche, las drogas y el alcohol su carrera iba perdiendo brillo hasta desaparecer. Durante la segunda mitad de los 90 y los primeros años 2000 fue detenido en varias ocasiones por posesión de drogas y ha estado en clínicas de desintoxicación.
En esta espiral de decadencia mantuvo un tórrido romance con una actriz porno española Irene López que en enero de 2011 contestaba risueña y divertida a un cuestionario en Divinity.