Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mad Men en 20 detalles curiosos

Una serie extraña. Su creador quiso, al contrario que los productores, que los actores fuesen completamente desconocidos. Todo por el bien de la historia y el mensaje: una detallada y profunda reflexión sobre la superficialidad.
-         Los actores tienen prohibido el gimnasio por el creador de la serie, en los 60 nadie tenía los músculos definidos.
-         Los productores pensaron que nunca interesaría fuera de Estados Unidos.
-         En los rodajes está prohibido que los actores tengan cerca sus móviles, los tienen que dejar en el vestidor.
-         Janie Bryant, la diseñadora de vestuario de la serie, encontró la inspiración en los actores de Hollywood. Según explicó en Cinemanía: "Para Betty, por ejemplo, me inspiré en Grace Kelly y en mi abuela. Peggy va hacia una Audrey Hepburn y Joan, definitivamente, es como Marilyn, Sophia Loren o Jane Mansfield. Y, claro, con Don me fijé en Cary Grant o Gregory Peck". 
-         El hijo de Matthew Weiner, creador de la serie, tiene un papel. Hace de Glen, un niño que es vecino de Betty Draper y se enamora de ella (porque le da un poco de carrete ¡no te lo pierdas!)
-         Jared Gillmore, el niño que interpreta a Bobby Drapper, hijo de Betty Draper, el personaje de January Jones, se ha quejado de que la rubia actriz, que acaba de ser madre, no es nada agradable. Dice que no es tan accesible como el resto de compañeros de reparto y que resulta un tanto hermética.
-         Al creador, considerado un genio de la televisión moderna (También trabajó en los Soprano, otra leyenda de la pequeña gran pantalla) sus padres no le dejaban ver la televisión de pequeño. Después de trabajar, pasaban la mano por el aparato al llegar a casa y si estaba caliente "tenía problemas", comentó en Rolling Stone.
-         Mad Men ha sido cuatro años consecutivos considerada como la mejor serie de Estados Unidos en los Emmy. Algo que sólo lograron Canción triste de Hill Street y El ala oeste dela CasaBlanca.
-         Ninguno de los tres actores más importantes tenía una trayectoria profesional brillante. John Hamm tuvo unos diálogos en Cuando éramos soldados, January Jones fue secundaria en American Pie 3 y Christina Hendricks  había salido en un video-clip de Everclear. Ahora son actores cotizados y seguidos por los paparazzi. Según el autor, ficharon a desconocidos para mantener el misterio de la serie sin que la fama de nadie eclipsara lo esencial. La premisa era que no fueran conocidos pero que llevasen años ligados al mundo de la interpretación. Le costó lo suyo convencer a la productora.
-         El hijo de Don Drapper ha sido interpretado por tres actores distintos: Maxwell Huckabee, Aaron Hart  y Jared Gilmore.
-         El primer capítulo se escribió siete años antes de su estreno, cuando su creador, Matthew Weiner tenía 35 años.
-         Los muebles y los electrodomésticos de la serie son de los años 50. El porqué, pues porque en los primeros 60 lo normal era conservar aún el mobiliario de la década anterior.
-         Andrey Skurikhin, responsable de la marca de vodka Stolichnaya, fan de la serie como era, cuando le pidieron permiso para sacar una de sus botellas en la serie, él mismo encargó que se diseñara una de la época para que no desentonara en el conjunto.
-         Christina Hendricks ha aprovechado la fama obtenida con la serie para quejarse de que no encuentra vestidos de su talla.
-         Mattel ha sacado una línea de muñecos de los personajes.
-         La productora ha hecho buenos ingresos vendiendo la posibilidad a marcas famosas, como la cerveza Heinecken, de entrar en la ficción para que los Mad Men trabajen en uno de sus anuncios.
-         El hábito no hace al monje. John Hamm, al contrario de su personaje, dice que no es en absoluto machista. Si no lo contrario, se crío con una madre soltera y percibe a la mujer con un verdadero respeto y devoción.
-         El título encierra varios significados: Mad, de Madison Avenue, donde están las oficinas; Ad, de Ad Men, quienes hacían la publicidad en los sesenta, y su significado literal: Hombres locos.
-         Los cigarrillos que se fuman en la serie no tienen nicotina.
-         John Hamm, el actor que interpreta al inestable protagonista, Don Drapper, sufre depresión crónica y está medicado desde hace años.