Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malena Costa y otras chicas de oca a oca

De famoso en famoso y tengo novio porque me toca... Ésta es la revisión del clásico juego de mesa de “La Oca” a la que muchas celebrities parecen estar jugando.
De famoso en famoso y tengo novio porque me toca... Ésta es la revisión del clásico juego de mesa de “La Oca” a la que muchas celebrities parecen estar jugando. Las tenemos de todos los tipos: modeluchis que pasan de jugador en jugador, las actrices que comparten con sus compañeros de reparto algo más que unas líneas de guión o las que se enamoran continuamente de empresarios o personalidades de buen apellido.

Malena Costa: Supermodelo futbolera

Lo de la octava expulsada del reality más fashion de la tele, “Supermodelo 2006” es de traca. Tiene más afición por el fútbol que el presidente de los Ultrasur. La mallorquina se estaba reponiendo de su ruptura con Carles Puyol, defensa y primer capitán del Barça, con el que mantuvo una relación de dos años, cuando nos sorprendió a todos con el centrocampista del Atlético de Madrid Mario Suárez. ¡Qué le gusta a esta mujer un vesturario! ¿Habrá llevado al tinte sus camisetas blaugranas para convertirlas en rojiblancas?

Penélope Cruz: Romances con sus compañeros de reparto

El historial sentimental de Penélope Cruz tiene un denominador común: se ha liado con casi todos su compañeros de reparto. Mantuvo una relación sentimental con Nacho Cano tras compartir escenas en un videoclip de Mecano, le puso los cuernos con Javier Bardem tras coincidir en “Jamón, Jamón”. Luego vendría su salto internacional con romances con Nicholas Cage con quien compartió protagonismo en “La mandonila del capitán Corelli”, Matt Damon (“Todos los caballos bellos”), Tom Cruise (“Vanilla Sky”) y Matthew McConaughey (“Sahara”). Rodando “Vicky, Cristina, Barcelona” volvió a los brazos del hijo de Pilar Bardem. ¡Esto sí que es un carrerón cinematográfico!

Paulina Rubio: De buena familia pero sin profesión definida

Paulina Rubio sabe muy bien que el pedigrí es algo importante. Y es que a ella le gustan los hombres de buena familia aunque no tenga muy claro a qué se dedican (si es que se dedican a algo). La conocimos en España de la mano de Ricardito Boffill con el que tuvo una relación de nada menos que de 10 años. Tras una tumultuoso romance con el empresario-escritor-cineasta-arquitecto en la que tuvo que ver como Montse Páez se interponía en su noviazgo, volvió a la carga con Nicolas Vallejo-Nájera. Actualmente la superestrella mexicana y el presunto director de comunicación se encuentran en pleno proceso de divorcio.

Mar Flores: Solo para empresarios solventes o aristócratas chulescos

En la actualidad la imagen de Mar Flores es la de una madre de una familia tradicional, numerosa y de alta categoría social: Ha encontrado la estabilidad sentimental al lado del empresario Javier Merino. Antes de él lo había intentado con el naviero Fernando Fernández Tapias pero no funcionó porque la pillaron poniéndole los cuernos con el Conde Lequio en Roma. Y es que los aristócratas son la otra debilidad de Marimar. Además de con el ex de Anita Obregón, la ex modelo tuvo sonados romances con Carlo Constanza di Castiglione y Cayetano Martínez de Irujo.

Eugenia Martínez de Irujo: Pasión torera

El curriculum sentimental de Eugenia Martínez de Irujo es extenso y en él encontramos nombres diversos como los Rosauro Varo o Gonzalito Miró (quienes tras pasar por sus brazos reharían su vida con dos Amaias: Salamanca y Montero, respectivamente). Sin embargo llama poderosamente la atención que enlazase toreros de forma intermitente. Cuando tenía 22 años se la relacionó con Julio Aparicio. Posteriormente mantuvo un romance con Fran Rivera luego con el Litri para finalmente volver a los brazos del hijo de Carmina otra vez. El resto es historia: bodorrio en Sevilla, nacimiento de su hija Cayetana y sonadísimo divorcio.

Isabel Pantoja: poderosos con bigote

El historial de relaciones de Isabel Pantoja es tan extenso que ha contado con una tv-movie de tres capítulos para ella solita: Paquirri, José Coronado, Encarna Sánchez, María del Monte... Sin embargo sus dos últimos noviazgos cuentan con un denominador común: hombres de poder socio-político y con bigote. En 1999 la Madonna de la tonadilla empezó un romance con Diego Gómez, un hombre de importante mostacho que se ganaba la vida como director de promociones y relaciones públicas del Casino de Torrequebrada de Benalmádena. Por todos es sabido que lo abandonó en 2003 por otro bigote de renombre: Julián Muñoz, por aquel entonces alcalde de Marbella.

Chenoa: A dúo con sus novios Davides

La vida sentimental de Chenoa está plagada de fracasos. Tantos que es todo un referente nacional a la hora de afrontar un desamor. En este historial destaca que ha tenido dos novios cantantes con los que se ha apresurado en grabar sonados dúos. El primero fue David Bisbal del que se enamoró cuando ambos concursaban en 'Operación Triunfo'. La pareja grabó el famoso dueto “Escondidos” que se convirtió en la cancion más escucada de la primavera del año 2001. Años después la mallorquino-argentina tuvo un fugaz romance con el cantante David de María y grabó con él la canción “Que yo no quiero problemas”.