Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manu Carreño: "No echo en falta una amante divinity"

Hace un año Manu Carreño vivió en Sudáfrica una de sus mejores experiencias profesionales. España ganaba el Mundial y él estaba allí. Ahora tiene un doble reto: convertirse en nuevo director de 'Carrusel Deportivo' y responder nuestro test.
Tiene un vicio pernicioso. Es en realidad un pobre hombre, aunque sonría, aunque se le vea simpático. Manu Carreño confiesa ser adicto a las series, ese mal contemporáneo. En la distancia corta, mientras preparamos los bártulos para grabarle, nos habla de 'The Wire', de 'Los Soprano', del sinuoso transcurrir de 'Mad Men'. Después nos enseña todos los inventos que tiene para chutarse capítulos allá donde se halle. Ahí está su otro vicio: Apple. Hay que decirlo, Manu es jovial y dicharachero aunque no te conozca de nada. Con el fútbol en la cabeza, tras enumerar sus jugadores favoritos de La Rojita, confiesa que sigue Foreign Policy como medio para informarse. Una forma de vida alternativa al teletipo y el boletín informativo. Porque Manu sólo baja las cejas para reconocer que no tiene tiempo de nada. "¡Compro tiempo! ¿Dónde lo venden?", viene a decir en el cuestionario. Ahora reparte sus horas entre la tele, donde es una de las imágenes de Deportes Cuatro, y los preparativos del que será su Carrusel Deportivo, donde debutará como director el próximo 13 de agosto. Es el nuevo reto de este periodista que hace un año vivió una de sus experiencias profesionales más intensa. España ganaba el Mundial de Sudáfrica y Carreño estaba allí.