Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así era Marco Simoncelli

Alocado y corrosivo pero también familiar, temeroso y un gran amigo. Se ha ido Marco Simoncelli, un grande de las motos con tan sólo 24 años. El deporte español llora su pérdida en Twitter.
El mundo del motociclismo se viste hoy de luto tras el triste fallecimiento de Marco Simoncelli en el marco del Gran Premio de Malasia. El piloto italiano fue arrollado por Colin Edwards y Valentino Rossi cuando trataba de evitar una caída con su Honda.

El joven piloto, de tan sólo 24 años de edad, era todo un icono dentro y fuera de las pistas de motociclismo. Su extravagante look de pelo electrizado, sus cómicas declaraciones a la prensa, sus corrosivas opiniones y su temeraria y agresiva forma de competir le hicieron un personaje querido y amado por igual entre los aficionados de este deporte.

Un joven enamorado y divertido

Fuera de las pistas, Simoncelli era un joven de su tiempo, enamorado de Kate su novia de toda la vida y que, a pesar de su look extremo, era mucho más sereno de lo que podía parecer. "Me hacen parecer un loco, entiendo que pueda parecerlo porque soy un hombre que está siempre riéndose y que se ríe de todo", declaró a la prensa italiana.
Simoncelli era un joven sano. "Me han dado a probar muchas cosas pero con mis amigos nunca he necesitado nada para divertirme", comentaba. Acudía a las discotecas aunque no bailaba porque se consideraba un "auténtico desastre" y a pesar de estar enamorado de su chica, le bastaba con mirar bailar a las mujeres porque "es fascinante cómo se mueven".

Un temerario temeroso

No soportaba el aburrimiento: fútbol, kart, motocross, jugar al billar, al risk. Era un apasionado del esquí desde la infancia. Su película favorita era Braveheart y era un fan de Los Simpson. Le daban miedo las películas de miedo: "¿Por qué voy a verlas? Si veo una película de esas después paso miedo hasta paseando por mi casa", afirmaba. También tenía miedo a las agujas y por eso nunca llego a hacerse un tatuaje.
El piloto, en cambio, demostró mucha entereza cuando recibió amenazas de muerte este verano tras un accidente con Dani Pedrosa en Le Mans. Dos correos electrónicos llegaron al ordenador de Fausto Gresini, director del piloto. Los emails presentaban imágenes de proyectiles y este texto: «Marco, te vamos a matar». Los padres decidieron junto a Fausto no contarle nada al piloto. Aunque ellos ya no pegaron ojo durante varios días, no querían que Marco sufriera este vía crucis de intranquilidad hasta la disputa del Gran Premio de Cataluña. El piloto se enteró nueve días más tarde.

Conmoción en Twitter

Twitter ha sido una vez más el portavoz que han utilizado futbolistas, compañeros pilotos, futbolistas, para mostrar sus condolencias. Fonsi Nieto (@fonsi_nieto) publicaba “Hoy es uno de los peores dias de mi vida.... No es justo que pasen estas cosas de verdad!!!! No es justo!!!!!”.
Jorge Lorenzo (@lorenzo99) se limitó a escribir la frase: "Qué mierda", De Gea (@D_DeGea) ha tuiteado "Simoncelli descansa en paz... Nuestro pesame para toda su familia... Se va un grande del motociclismo".
Pau Gasol (@paugasol), por su parte ha escrito,:"Trágico accidente en MotoGP que ha acabado con la muerte deMarco Simoncelli. Día muy triste para el motociclismo #descansaenpaz".