Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Mariano más íntimo

Conocemos al Rajoy de mitin, de inauguración y hasta de 'mani', pero pocas veces hemos visto su lado familiar. Hasta las últimas elecciones de 2008, apenas habíamos visto siquiera a su mujer, Elvira Fernández Balboa, Viri para los amigos. Ahora, gracias a la revista Glamour , vemos a Mariano y Juan, sus hijos.
Conocemos al Rajoy de mitin, de inauguración y hasta de 'mani', pero pocas veces el candidato a presidente del PP deja ver su lado más familiar. Hasta las últimas elecciones de 2008, apenas habíamos visto siquiera a su mujer, Elvira Fernández Balboa, Viri para los amigos. Ahora, la revista Glamour ofrece una entrevista con Mariano en la que aparece con sus hijos Mariano (10 años) y Juan (4) en brazos, de paseo y hasta dándoles un bibe.
Rajoy deja el traje los findes. Es una de las cosas que, aunque parece obvia, se puede entrever gracias a las instantáneas que la revista 'Glamour' ofrece en su número octubre. Eso, que se atreve con los biberones cuando es necesario y que consigue conciliar la vida profesional y personal "con mucha dificultad por mi parte y grandes dosis de generosidad y compresión por parte de mi mujer", según confiesa el líder del Partido Popular (y de paso piropea a su doña).
También hemos podido saber que su momento preferido del día es el desayuno, ya que es en ese instante cuando están todos juntos. Algo que ocurre, como a muchas familias, menos a menudo de lo que les gustaría. "Siempre desayunamos con nuestros hijos antes de que vayan al colegio. Y luego intento reservar al menos un día durante el fin de semana", comenta en la entrevista.
Como gran aficionado al deporte que es, también hace esfuerzos por compartir sofá con ellos cuando tiene un rato libre: "Ahora que mis hijos van creciendo, ya es más fácil compartir la liturgia de ver juntos los partidos de fútbol. Es francamente divertido", añade el candidato, quien suele repetir que su equipo favorito es el Pontevedra Club.
Desde que su mujer Elvira se ha incorporado a la vida pública más intensamente al estilo de las consortes de los candidatos a la Casa Blanca (tal y como le recomendó un asesor en las elecciones de hace dos años), el matrimonio debe sobreponerse los fines de semana de mitin a un escollo de lo más prosaico: "Tenemos los mismos problemas que millones de ciudadanos: los colegios de los niños, las notas, las guarderías... que si hay que dejar al niño con los abuelos porque este fin de semana hay un mitin. En fin... la vida", asegura.