Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maribel Sanz nos enseña a preparar una mascarilla casera y barata

Deporte y agua y jabón antes de acostarse son los básicos de Maribel Sanz. La modelo catalana de 41 años lo cuenta en una entrevista y se atreve a preparar una mascarilla a base de huevo y miel de abeja.
La espectacular rubia llega a la cita con Divinity en un Mustang rojo de los que quitan el hipo. No quiero ni imaginar la cantidad de cuellos rotos que tiene que provocar que una mujer así se posicione a tu lado en un semáforo. Pero Maribel no es lo que aparenta. Detrás de esa sofisticación hay una mujer de 41 años sencilla, cercana y muy disponible. No desea hablar de su vida sentimental: "Nunca he mercadeado con mi vida. Sólo en una ocasión asistí a un programa de televisión para negar algo tan grave como que Christian me había puesto una pistola en la cabeza. Era mi deber decir que eso era absolutamente falso", explica. Hay que ser muy valiente para reconocer una infidelidad públicamente y ella lo ha hecho.
Después de este episodio tiene todavía la mirada triste, escondida detrás de un físico y una melena espectaculares. Sabe que ahora algunos querrán sumarse al carro de la popularidad, aprovechándose de su "momento de debilidad", escarbando en el pasado. Sin embargo, ella ha decido cerrar página y reabrir la actividad profesional. Tanto es así, que asegura entre secreto y secreto de belleza que está estudiando participar en una obra teatral, y muy probablemente la veamos en breve en televisión, "trabajando", y no hablando de su vida.
EL CONSEJO
Mascarilla nutritiva para la cara de yema de huevo con miel de abeja
Propiedades: Da a la piel del cutis suavidad y lozanía.
Ingredientes:
• 3 yemas de huevo.
• 2 cucharaditas de miel de abeja.
Forma de preparar:
• Mezcla muy bien las yemas de huevo con las cucharaditas de miel de abeja.
Forma de aplicar:
• Aplícala sobre rostro y cuello, hasta que, después de quince minutos, se seque la mezcla.
• Para retirarla enjuaga tu piel con agua fría.