Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martin Katz abandona las joyas y diseña un perfume de un millón de dólares

No todo es vestir celebrities, también se pueden vestir perfumes. El diseñador de joyas más famoso de Beverly Hills lo ha pensado así y no ha dudado en colaborar con DKNY y la ONG Action Against Hunger creando este lujoso frasco que se subastará por un millón de euros.
Cate Blanchett, Angelina Jolie, Hillary Swank, Emma Watson e incluso hombres como Pierce Brosnan. Son algunos de las celebrities de Hollywood que han llevado encima en alguna ocasión una de las exclusivas joyas diseñadas por Martin Katz. Sus creaciones son frecuentes en la alfombra roja de los Oscar, evento para el que los famosos no dudan en recurrir a este apasionado de los diamantes y piedras preciosas por excelencia de Bervely Hills, como se le conoce.
Pero no sólo de los Oscar viven los diamantes de Katz, ya que Ashley Judd, por ejemplo, lució en la Gala de los Globos de Oro de 2005 unos pendientes de época con esmalte verde que sumaban siete quilates. De las orejas de la actriz colgaban nada más y nada menos que 50.000 euros.
Y para demostrar que el lujo no sólo está en las celebrities y sus joyas, Martin Katz ha diseñado un perfume exclusivo, el único que vale su peso en oro (nunca mejor dicho). Esta increíble fragancia cuesta un millón de dólares. Se trata de la versión más lujosa de DKNW Be Delicious.
[silvi 56840]
El diseñador no sólo se ha inspirado en el skyline New York sino que ha hecho un frasco único tallado en oro blanco y amarillo, brillantes, zafiros y piedras autóctonas de los cinco continentes. En concreto, 2.700 diamantes con talla brillante, 183 zafiros amarillos y un fondo de oro blanco han sido utilizados para crear este frasco hecho sobre un fondo de oro blanco.
Al tratarse de un objeto tan exclusivo, el perfume dará la vuelta al mundo y terminará siendo subastado con el objetivo de recaudar fondos para la ONG Action Against Hunger. Sólo echarse una gota de este perfume tiene que ser un verdadero lujo.