Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matí­as Prats Jr.: "A mi hijo también le llamaré Matías"

Rebeca Orea.-Hijo y nieto de dos grandes periodistas, Matías Prats Chacón nos habla de su nueva etapa en Informativos Telecinco, de sus aficiones, de los recuerdos que guarda de su abuelo, del mayor consejo que le ha dado su padre y de cómo se ve en un futuro.
Matías Prats Chacón llega, a sus 26 años, a los informativos de Telecinco. Hijo y nieto de dos grandes periodistas españoles entiende que su apellido conlleva "una gran responsabilidad", pero eso no le ha detenido en ningún momento. Tenía claro, desde pequeño, a qué se quería dedicar. Para quienes se les pasa por la cabeza algún tipo de 'enchufe', él tiene una respuesta: "He empezado desde lo más bajo posible, no me he saltado ningún paso". Sus semejanzas con su abuelo y padre son tantas que le cuesta decirnos tres diferencias. Familiar, como ellos, sabe que acabará casado y con hijos. Por lo que pueda pasar, quiere llamar a su primer retoño Matías aunque "voy a hacer lo que han hecho conmigo, que es dar absoluta libertad y que él haga lo que quiera".
Nos hace un hueco en su apretada agenda, después de perseguirle durante semanas, para conocerle un poco mejor. Desenfadado y resuelto, es la primera sensación que causa en la redacción. Pese a su juventud se le ve de lo más seguro. Haber mamado desde la cuna el periodismo se le nota. No tiene vergüenza al ponerse delante de una cámara ni al contestar preguntas. Cuando lo hace su voz trae consigo multitud de evocaciones.
Él recuerda la de su abuelo como "incomparable. Tenía un registro muy grave, una voz que podía con todo. Mi padre tiene una gran voz que, además, sabe modular. La mía aún tiene que hacerse". Le queda menos de lo que él piensa, a juzgar por nuestros oídos.
Aunque lo suyo es la radio, "es el medio que más me gusta, ofrece mucha cercanía con la audiencia", ha llegado a la televisión dispuesto a darlo todo. "Estoy muy contento porque la cadena está demostrando que va a apostar por el mundo del deporte, que es donde yo me muevo". Además, "me he encontrado con una redacción que me ha acogido con los brazos abiertos. Me están dando la oportunidad de viajar, demostrando que tienen confianza en mí, que cuentan conmigo. Y yo, desde mi posición humilde de trabajo y esfuerzo, voy a intentar que estén contentos conmigo".
Como los grandes, parece que su trabajo lo realiza sin esfuerzo, pero nada más lejos de la realidad. Sigue el consejo que le dio su padre a rajatabla."La mejor improvisación es la que te has preparado con un estudio previo".
Su pasión personal por el deporte, juega al fútbol y corre, se ve reflejada en su trabajo. "Siempre me ha gustado mucho… Aparte que yo creo que empezar en los deportes te ofrece más libertad, te suelta mucho, te da muchas tablas".

Acabaré encontrando a alguien y casándome

Es inevitable preguntarle por su abuelo, cuya voz asociamos a la radio, y por su padre a quien todos visualizamos mentalmente detrás de una mesa dando los informativos. Modesto, la diferencia que más resalta entre los tres es que "ellos tienen talento de sobra, yo me lo tengo que currar más".
Matías Prats Chacón en los informativos de Telecinco.
 
Les admira, y se nota en cada palabra que sale de sus labios. De su abuelo, lo que más recuerda es que "era un súperdotado porque tenía una memoria prodigiosa, un enamorado del periodismo".
Pudo disfrutar de él hasta su mayoría de edad, pero le supo a poco. Por eso se dedicó a estudiarle. "He leído mucho sobre él, he escuchado sus retransmisiones de toros, partidos de fútbol… para intentar sacar lo bueno de él, que era mucho"
Padre y abuelo le han transmitido lo importante que es trabajar duro para conseguir el éxito, y el ser tan familiar. "Ellos siempre han intentado que no perdiéramos el contacto con la familia, vernos mucho, comer, hacer viajes juntos…"
En un futuro se ve formando una familia. "Acabaré encontrando a alguien y casándome. Lo que quiero es tener una vida lo más normal posible".
A su hijo le llamará Matías, "luego ya, que él decida" pero, de momento, que cuente con un buen nombre. Quién sabe dónde veremos al próximo Matías Prats…